Manifiesto contra la corrupción

Ante los recientes casos de corrupción conocidos, el Partido Animalista muestra su más absoluto rechazo y reclama una regeneración de la clase política, caiga quien caiga.

Manifiesto contra la corrupción

Según las diferentes acepciones de la RAE, la corrupción es depravar, dañar, pudrir, pervertir… Y estamos en un país corrupto, que ha echado a perder a su clase política, que ha vendido los derechos sociales, que vulnera la Constitución y que es gobernado por gentes sin escrúpulos, capaces de ocultar miles de millones mientras recortan el gasto público en Sanidad o Educación.

Como medida de urgencia, es necesario imponer un mayor control sobre el patrimonio y las actividades que realizan los políticos. Para llevar esto adelante, el PACMA propone la realización de una auditoría de la deuda pública y la publicación de todos los ingresos de los políticos y altos cargos de todas las administraciones, pudiendo de este modo comparar dónde se están produciendo los mayores despilfarros.

Es necesaria una Ley de Transparencia que obligue a dar cuenta públicamente de todas las actividades comerciales que realizan los políticos y las empresas con las que mantienen intereses.

Pero estas medidas, que recogemos en nuestro programa electoral, solamente pueden ser el punto de partida para un nuevo escenario, en el que la ciudadanía cobra un papel fundamental.

Está en manos de todos conseguir que quienes han robado, y continúan haciéndolo, no puedan ocupar cargos públicos, tanto electos como de libre designación.

Desde el Partido Animalista, formado por personas absolutamente comprometidas con la justicia, que hacemos extensiva a todos los seres sintientes, defendemos una política limpia e incorruptible. Defendemos la honradez, el buen hacer, la política de verdad. Nuestro programa electoral es, quizá, el compendio de medidas más justo, progresista y comprometido de cuantos hay en nuestro país.

Desde la convicción de que otra forma de hacer política es posible, de que existen otros métodos y de que las buenas intenciones y el interés general pueden ser la base del poder legislativo y ejecutivo, luchamos contra la corrupción y nos situamos en frente de quienes corrompen y se dejan corromper. Porque en el mundo por el que trabajamos no tienen cabida los que engañan, roban, pervierten, pudren y vapulean los derechos de todos

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies.