ACTUALIZACIÓN: Investigan el concurso de arrastre de Gran Canaria que denunciamos por maltrato animal

Documentamos la crueldad del «arrastre de ganado» y denunciamos varias irregularidades cometidas en la final del concurso de Gran Canaria

El pasado 11 de julio tuvo lugar la Gran Final del XXXIII Concurso de Arrastre de la Isla de Gran Canaria, una crueldad en la que se obliga a vacas, toros y bueyes a tirar de cargas de hasta 1.500 kg en carreras contrarreloj. Desde PACMA lo documentamos para mostrar la violencia de esta actividad y los malos tratos que reciben los animales, además de varias irregularidades que denunciamos ante la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca y el Gobierno de Canarias. Hemos recibido la contestación de la Dirección General de Ganadería de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, agradeciendo el aviso e informando de que han requerido un informe detallado a la Federación de Arrastre Canario, ante la posibilidad de iniciar un expediente sancionador que esperamos se haga efectivo.

El sufrimiento que implica el «arrastre de ganado»

En estas imágenes, grabadas por nuestro equipo en Canarias, se ve claramente cómo se tira con fuerza de las argollas o cadenas que los animales tienen anilladas al tabique nasal, provocándoles un dolor más que evidente. Sus morros deformados y ojos desorbitados son clara prueba del sufrimiento que están soportando. Esta práctica contraviene al Reglamento Técnico de la Federación de Arrastre Canario y la Ley de la Actividad Física y el Deporte de Canarias y así se lo hicimos saber a las administraciones.

En nuestra denuncia exigimos una investigación y que se determinen las responsabilidades pertinentes, así como la retirada de la licencia a las personas que ejercieron ese maltrato y su inhabilitación para la profesión, oficio o comercio relacionado con animales y su tenencia.

Desde PACMA llevamos años reclamando la prohibición de esta práctica que implica siempre sometimiento y dolor para los animales, pero, hasta que logremos que sea abolida, seguiremos presionando por la vía legal, denunciando cada irregularidad para acorralar en los tribunales a quien maltrata animales.

Comenta:

Cargando comentarios...