fbpx

Banderillas, puyas, estoques, dolor y muerte vuelven a Baleares gracias al Partido Popular

Pese al rechazo de la sociedad, el gobierno de Rajoy logra que el Tribunal Constitucional reponga la muerte de toros en las plazas de las Islas Baleares.

El Partido Popular logra que el uso de las banderillas, los estoques, las puyas y todos los elementos que causan un dolor atroz y la muerte de los toros en las plazas vuelvan a permitirse en las Islas Baleares, después de que hace unos meses la nueva Ley de Protección Animal los prohibiera. Ante la decisión del Tribunal Constitucional, sobre el recurso de inconstitucionalidad que planteó el Gobierno de Mariano Rajoy, reponiendo la muerte de toros en las plazas de las Islas Baleares, PACMA seguirá promoviendo medidas legales, como la Ley Cero, que erradiquen la tortura en todo el país y campaña de movilización social y acción política bajo el lema ‘Misión Abolición‘.

Al mismo tiempo, expresamos nuestro rechazo absoluto a la reposición de la muerte de toros en Baleares, así como a todos los festejos taurinos que se practican en el resto de España. Dejando de lado los legalismos de la sentencia, su exposición no se corresponde con los valores actuales de nuestra sociedad, que muestra una creciente voluntad de extender el respeto hacia los animales, como seres capaces de sufrir.

El gobierno del Partido Popular, que tiene la responsabilidad de velar por los intereses de todos los españoles, sigue siendo el partido del maltrato. Prueba de ello es su defensa legal y política en todo aquello que les hace sufrir. En esta ocasión la restauración de los elementos de tortura que se clavan en la piel del toro haciéndolo sufrir y sangrar hasta su agonía final. Todo ello de espaldas a la sensibilidad creciente de la sociedad española con el sufrimiento animal.

Tampoco se entiende la desfachatez del Partido Popular al basar su recurso en que la comunidad autónoma no tiene competencias en protección animal y, al mismo tiempo, negarse a establecer una Ley de Protección Animal estatal argumentando que las competencias en protección animal las tienen las comunidades. Queda claro que el único interés de Rajoy es blindar el sufrimiento de todos los animales en general y, en particular, de los toros en las plazas.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.