Caso Sota: PACMA lleva al Juzgado al Ayuntamiento de Barcelona y al agente de la Guardia Urbana

La denuncia se ha presentado esta mañana en el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Barcelona. Estamos dispuestos a llegar hasta el final. #JusticiaParaSota

Estamos dispuestos a llegar hasta el final en el caso de la muerte en plena vía pública de la perra Sota, que convivía con Tauri Ruusalu, una persona sin hogar de la ciudad de Barcelona. Ambos no tenían más compañía que la que se daban el uno al otro, hasta que un agente de la Guardia Urbana de Barcelona decidió acabar a golpe de pistola con la vida de Sota, en un caso que levantó una gran indignación por las dudas sobre la actuación.

La comparecencia plenaria de la Guardia Urbana cerrando filas y explicando que daban por concluido el expediente de instrucción interna sobre la muerte de Sota podría tratarse de un cierre en falso, a tenor de las escasas pruebas exhibidas sobre el suceso. Por este motivo hemos presentado esta misma mañana una denuncia penal ante el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Barcelona, para su posterior remisión y acumulación a las diligencias seguidas ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona, el mismo el que está llevando la investigación de la causa principal denunciada. La denuncia va dirigida contra el funcionario Agente de la Guardia Urbana de Barcelona, con responsabilidad civil subsidiaria del Ayuntamiento de Barcelona.

Al mismo tiempo, y al margen de este terrible suceso, recordamos al Consistorio de Ada Colau la necesidad de diseñar y activar protocolos de actuación para intervenir en casos en los que estén implicados animales. Estos protocolos deberían incorporar medidas de formación para los cuerpos de seguridad.

Durante unos años Barcelona fue una comunidad pionera en protección animal en España pero, desgraciadamente, en los últimos años ha retrocedido hasta límites impensables. Que unos días después de la ejecución de Sota los ciudadanos pudieran ver cómo un grupo de agentes holandeses reducían con la debida prudencia, y sin atentar en ningún momento contra su vida, a un perro de grandes dimensiones en un caso similar, dejó en evidencia la falta de estos protocolos. Conviene recordar que entregamos una petición, respaldada sólo en unos días por las firmas de 230.000 ciudadanos, para poner en marcha estas medidas y que aún esperamos una respuesta del Ayuntamiento.

#JusticiaParaSota

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.