Celadores de caza matan animales frente a los visitantes de la Reserva de la Biosfera de Zamora

Lobos y ciervos abatidos e intimidaciones por parte de los celadores de caza a los turistas que vienen a observar a los animales. Este es el panorama en la flamante Reserva de la Biosfera de Zamora, integrante de la Red Natura 2000 y Espacio Natural.

lobos ejecutados

En la recién declarada Reserva Transfronteriza de la Biosfera “Meseta Ibérica” de la que forma parte la Sierra de la Culebra (Zamora), este pasado mes de octubre, en plena temporada de la berrea del ciervo, se han abatido dos ejemplares en presencia de numerosos turistas que acudían a contemplar este acontecimiento natural de enorme interés turístico en la región.

Estos sucesos, frecuentes en este espacio, se repitieron en el invierno del año 2014 con un lobo ibérico que fue abatido ante la mirada atónita de unos turistas extranjeros que habían viajado exclusivamente para la observación de esta especie. La Sierra de la Culebra, al estar declarada también como Reserva Regional de Caza, se presenta como un auténtico campo de tiro, no teniendo en cuenta el ámbito ecoturístico, motor económico en permanente expansión y generador de empleos en los pueblos integrados en la Reserva.

La dejación por parte de los responsables de la gestión de este espacio llega hasta el extremo de tolerar las intimidaciones de los celadores de caza hacia los turistas, por el simple hecho de incomodar con su presencia las actividades cinegéticas.

En un esfuerzo por maquillar esta situación, agravada por los más de 140 lobos anuales que se cazan legalmente en la Comunidad de Castilla y León, recientemente se ha inaugurado el Centro del Lobo ibérico en Robledo (localidad cercana a Puebla de Sanabria) mostrándose como un recinto  pseudozoológico en el que se mantienen animales en cautividad. Se desconoce como esperan justificar sus fines educativos, primero por la imagen carente de ética que ofrece el confinamiento de los ejemplares y, segundo, cuando en el exterior se están matando lobos indiscriminadamente.

Compatibilizar los distintos aprovechamientos, entre ellos el turístico, con la conservación de la biodiversidad, son los principios que inspiran la declaración de una Reserva de la Biosfera. Resulta difícil concebir para cualquier amante de la naturaleza y para una sociedad sensible ambientalmente, como empieza a ser la española y la tradicionalmente europea, que la gestión de la fauna salvaje pueda subordinarse al aprovechamiento cinegético y en detrimento del desarrollo rural de calidad que representa el turismo de naturaleza bien regulado, verdadera herramienta de conservación, vertebrador del territorio y futuro de las comunidades locales.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.