Corridas de toros con música en directo, nuevo esperpento en Valladolid

La tortura y muerte de un animal fue elevada a la misma categoría cultural que la de la Joven Orquesta Sinfónica de Valladolid y las actuaciones musicales de Pitingo e India Martínez. Bajo el nombre ‘Tronío y Trinchera’, el acto tenía carácter benéfico, y los fondos recaudados fueron destinados a ASPAYM.

Corridas de toros con música en directo, nuevo esperpento en Valladolid

Como se puede ver en la fotografía que ilustra esta noticia, la asistencia a este espectáculo grotesto fue testimonial. Esto da muestra, una vez más, del nulo interés de la sociedad en la tauromaquia. Recordamos que según estadísticas del Ministerio de Cultura, a penas el 8% de los ciudadanos acudió a una corrida de toros en el año 2010 (últimos datos disponibles). Asmimismo, el número de festejos se reduce año a año. En la última década han caído un 37% en todo el país.

En el municipio de Arroyo de la Encomienda (Valladolid), la plaza de toros acogió el pasado 13 de abril un espectáculo flamenco y de arte sinfónico, además de la lidia de seis toros, a manos de los vallisoletanos Leandro Marcos y David Luguillano.

Este espectáculo tenía carácter benéfico, ya que el dinero recaudado fue entregado a la Asociación de Parapléjicos y Minusválidos de Castilla y León (ASPAYM).

Tortura amenizada con piezas musicales

El acto comenzó con treinta minutos de concierto a cargo de la Joven Orquesta Sinfónica con las voces de Pitingo e India Martínez. Después. A continuación, comenzó la tortura y muerte de seis toros, que fue amenizada con piezas musicales en directo.

Desde el Partido Animalista consideramos lamentable la celebración de este espectáculo, que ha convertido en esperpéntica y frívola la muerte de seis toros.

Además, en el municipio de Medina de Rioseco (Valladolid) se celebró el pasado 6 de abril otro festival taurino, en beneficio asociación local de lucha contra el cáncer (AECC), al que la asistencia de público fue también mínima.

Lamentamos que asociaciones con fines admirables, que promueven la lucha por la vida y el respeto, como ASPAYM o AECC, acepten financiación proveniente de espectáculos sangrientos y dañinos, basados en la tortura y muerte de animales.

Comenta:

Cargando comentarios...