Documentamos las últimas horas de Escribano, el Toro de Coria, abatido de un disparo a quemarropa

Durante el festejo se le hostiga durante horas corriendo por las calles del pueblo y el tiro se realiza en plena calle ante cientos de espectadores

Escribano, el toro de San Juan de Coria (Cáceres), fue abatido el lunes de un disparo después de horas de hostigamiento corriendo por las calles del pueblo. El cansancio producido por el miedo y el estrés le llevan hasta la extenuación. Llegado ese momento, el ayuntamiento de Coria sigue permitiendo esta muerte ilegal, con un arma de fuego, en plena calle y ante la presencia del público. En este San Juan ha sido en mitad de la Plaza de España, con cientos de espectadores.

La normativa prohíbe el tipo de ejecución a la que se sometió a Escribano, el propio Reglamento de Festejos Taurinos Populares de Extremadura, dice que a los animales “se les dará muerte inmediatamente sin presencia de público en los establecimientos o instalaciones habilitadas para ello”.

Desde PACMA hemos documentado el encierro y denunciado estos hechos a las autoridades competentes. El incumplimiento de esta normativa supone una infracción grave según la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana. Este año, la Guardia Civil ha impedido documentar el momento de la ejecución del toro, actuación que podría conculcar el artículo 20 de la Constitución Española sobre la libertad de información.

Hasta hace 10 años, en Coria disparaban al toro dardos con cerbatanas y una vez abatido le cortaban los testículos. PACMA consiguió la prohibición de estas prácticas tan atroces. Ahora, trabajamos por acabar con un festejo en el que un animal muere de un disparo en la vía pública en presencia de vecinos y autoridades y lamentamos que esta fiesta esté declara de Interés Turístico Nacional.

Seguiremos luchando para poner fin a la muerte y al sufrimiento de animales en festejos populares. Recordamos que según la Encuesta de hábitos y prácticas culturales del Ministerio de Cultura la gran mayoría de la sociedad rechaza y se avergüenza de estas terribles prácticas basadas en la violencia y el maltrato. Un país avanzado debe apostar por alternativas de ocio éticas y respetuosas con los animales.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.