[SOLUCIONADO] El Ayuntamiento de Toledo permite a las cuidadoras acceder al parque y al cementerio para atender a las colonias

Gracias a la presión de PACMA, las asociaciones y la sociedad, el Ayuntamiento de Toledo abre las puertas del parque de las Tres Culturas y del cementerio municipal.

Pese a que el Real Decreto 463/2020 que regula el estado de alarma permite los desplazamientos para alimentar y atender a las colonias felinas urbanas, el Ayuntamiento de Toledo impedía el acceso a las alimentadoras al parque de las Tres Culturas y al Cementerio Municipal Nuestra Señora del Sagrario, donde viven dos colonias felinas.

Los gatos de estas colonias, acostumbrados al trato humano y a ser alimentados, comenzaron a salir de los recintos en busca de comida. Como consecuencia, uno de ellos apareció muerto atropellado. 

Desde PACMA escribimos a la alcaldesa, Milagros Tolón, informándole de que la Vicepresidencia Segunda del Gobierno de España ha emitido un comunicado que cuenta con la conformidad del Ministerio de Sanidad, a través de la Dirección de Salud Pública, Calidad e Innovación. Este comunicado está dirigido a los Ayuntamientos para instarlos de forma urgente a crear los mecanismos de coordinación necesarios para la emisión de certificados de autorización y los protocolos adecuados que garanticen la alimentación de las colonias felinas.

La alimentación y el cuidado de estas colonias felinas, además de un acto de empatía y responsabilidad, es un asunto de salubridad y seguridad permitido por las autoridades gubernamentales. Impedir la actividad de las alimentadoras implicaría la vulneración de dicha norma.

Tras la alarma social generada, la alcaldesa de Toledo accedió a abrir el Parque de las Tres Culturas el pasado sábado para que los gatos fueran alimentados. Sin embargo, el cementerio continuó cerrado y la mayoría de los gatos sin comida, salvo una decena que se acerca al muro, obligando a la voluntaria de Asociación Ecológica Felina a trepar para lanzarles la comida. Pero son más de medio centenar los que allí habitan. El Ayuntamiento se excusaba en que no permitían el paso ni de los familiares de los fallecidos recientes, pero esta medida no es aplicable, ya que lo que se ha prohibido desde el gobierno es la reunión de personas y las alimentadoras acuden de una en una.

CES Colonias Felinas Toledo y la Asociación Ecológica Felina nos han desmentido directamente las declaraciones públicas del ayuntamiento, explicando que este continúa sin atender las indicaciones del gobierno para proporcionar a los voluntarios de las asociaciones el certificado necesario para poder alimentarlas. A su vez, la asociación Bigotes Bajo Techo ha denunciado lo mismo en sus redes sociales y la voluntaria de Asociación Ecológica Felina contactó con la policía municipal , que le aseguró que sin dicho certificado se arriesgan a ser multados.

Según nos informan, verbalmente se les «autorizó» a poner comida en la verja, pero es un parque de 10 hectáreas, haciendo inviable garantizar el alimento a todos los animales. De todas formas la policía nacional les advirtió que sin autorización escrita tampoco podrían desplazarse hasta el lugar.

Finalmente, el sábado pasado, el consistorio toledano permitió el acceso de las cuidadoras al parque de las Tres Culturas y, según nos han informado, hoy, lunes 30 de marzo, también abrirán las puertas del cementerio municipal para atender a los gatos que allí habitan.

Celebramos que por fin se tenga en cuenta el bienestar de estos animales, pero seguimos reclamando una solución a largo plazo para la gestión de todas las colonias felinas toledanas. En Toledo hay más de 90 colonias felinas y el Ayuntamiento sigue sin expedir los certificados oficiales de autorización para las cuidadoras, dejando a las personas que se desviven por esos gatos desamparadas ante las autoridades.

Comenta:

Cargando comentarios...
?>