El gato que apareció con una botella pegada a la cabeza en Carboneras ha muerto. ¡Exigimos justicia!

Tras días de insoportable agonía, el animal, que fue brutalmente maltratado, ha fallecido.

Hace varios días tuvimos noticia de una horrible crueldad, perpetrada por una persona sin un ápice de empatía ni respeto por la vida. Un gato de una colonia de Carboneras, Almería, apareció con una botella pegada con pegamento a la cabeza. El animal pudo ser rescatado, pero su estado de salud era muy grave. Presentaba síntomas de envenenamiento, heridas infectadas, abrasiones y carne en estado de putrefacción que dejaba entrever la tráquea. Debido a su carácter no sociable, el rescate se demoró durante varias jornadas y tuvo un desenlace fatal.

Solo imaginar el dolor y sufrimiento por el que ha pasado este pobre animal nos parte el alma. Como no podía ser de otro modo, nos reuniremos cuanto antes con el Ayuntamiento para solicitar máxima implicación en la investigación y persecución de los maltratadores de animales.

Una botella recortada fue el artefacto que alguien embadurnó de pegamento y, posiblemente, rellenó de comida para hacer que el animal, hambriento, quedase adherido sin posibilidad de quitárselo. Tras varios días sin poder comer ni beber, su estado de salud se deterioró al punto en que fue imposible hacer nada por su vida.

Eduardo Milla, coordinador de PACMA en Almería, no descarta que la comida que estaba en la botella estuviera impregnada de algún veneno, ya que el animal presentaba algunos síntomas compatibles con envenenamiento. Además, tenía varias heridas con gusanos y abrasiones en la cara.

Si tienes información o alguna pista que nos ayude a identificar a la cruel persona que ha provocado el sufrimiento y la muerte de este gato, por favor, ponte en contacto con las autoridades competentes para comunicársela.

Urge mayor implicación administrativa para frenar estos casos y fomentar la educación de la sociedad para respetar a los animales. Es un proceso arduo que no debemos demorar ni un segundo más, pero debe ir acompañado de una acción efectiva por parte de las autoridades y el desarrollo real de los expedientes por maltrato animal.

Los animales están desamparados y necesitan urgentemente protección. Sin embargo, la nueva reforma que se contempla para el Código Penal seguirá garantizando la impunidad de quien maltrata. Ni siquiera entrarán en prisión en casos en los que las víctimas hubieran fallecido, ya que se prevé un máximo de 24 meses; justo el límite para no pisar la cárcel y siendo esta condena sustituible por una multa.

Comenta:

Cargando comentarios...