El Gobierno cede y aprueba una ayuda extraordinaria para los trabajadores del sector taurino

El Ministerio de Cultura incluye a los taurinos en un nuevo decreto de ayudas extraordinarias al sector cultural.

El Gobierno aprueba una ayuda especial para la tauromaquia

Durante meses, el Gobierno ha intentado evitar hablar deliberadamente sobre las ayudas que destinaría al sector taurino. Pero, finalmente, ha decidido apoyarlo con dinero público, como siempre, cediendo a sus presiones.

Primero, ya el pasado mes de junio, el ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, anunció que los trabajadores del sector taurino se podrían acoger al fondo CREA, una línea de crédito de 40 millones de euros para «profesionales de las Bellas Artes».

Y ahora, cuando seguimos en plena crisis sanitaria y social sin precedentes, y en lugar de destinar el dinero público a fortalecer el sistema sanitario, el Gobierno decide incluir una ayuda extraordinaria para los trabajadores del sector taurino de 775 euros mensuales durante tres meses. Más dinero público para los maltratadores de animales a sueldo.

Es inadmisible que se favorezca al sector de la tauromaquia por delante de artistas y personal técnico, que están viviendo una situación precaria y crean cultura.

Trato de favor del Gobierno a la tauromaquia

Como ya se ha demostrado en varias ocasiones, la tauromaquia goza del favor de las administraciones: recibe cuantiosas sumas de dinero público por parte de las autonomías, los municipios y del Ministerio de Agricultura, tiene varias fundaciones que reciben subvenciones y ha recibido un constante trato de favor en la celebración de festejos en esta nueva normalidad, a pesar de que se ha constatado el incumplimiento de las medidas de seguridad.

Sin embargo, eso no parece ser suficiente, y ahora también se aprueba una ayuda extraordinaria de la que no gozarán el resto de sectores culturales, que sí atraviesan una verdadera crisis.

Un Gobierno que se dice progresista no debería dar ayudas a la tauromaquia para intentar revivirla desesperadamente, sino trabajar por su prohibición definitiva. En su día, Unidas Podemos prometió un referéndum sobre la tauromaquia, pero en lugar de llevarlo a cabo, cede a las presiones de los taurinos.

Las ayudas, de haberlas, deberían ir dirigidas a la reconversión del sector y de sus trabajadores a otros sectores necesarios y que no supongan la tortura y muerte violenta de animales.

Como siempre, PACMA es el único partido político que está del lado de los animales, sin excepciones ni medias tintas. Seguiremos trabajando por el fin definitivo de la tauromaquia.

Comenta:

Cargando comentarios...
?>