El Gobierno de Cantabria ya tiene las propuestas de PACMA para una verdadera ley de protección animal

La nueva ley que prepara el gobierno cántabro supone importantes pasos atrás en la protección de los animales. Hemos presentado propuestas para que proteja a todos, sin excepción.

Propuestas nueva ley Cantabria

Poco a poco, muchas comunidades autónomas han ido impulsando la actualización de sus leyes de protección animal, que son obsoletas. Sin embargo, las nuevas normativas no solo no mejoran las actuales, sino que van dando pasos atrás en la protección de los animales.

Es el caso ahora de Cantabria, cuya nueva propuesta de ley reduce la protección de los animales. En PACMA estamos alerta y trabajamos para intentar parar estos retrocesos inadmisibles.

Desde el Partido Animalista hemos manifestado al Gobierno cántabro nuestra oposición firme a este inexplicable paso atrás para la protección de los animales en Cantabria. Le hemos enviado nuestras propuestas para una ley que proteja de verdad a todos los animales, sin excepciones.

Lo más grave del anteproyecto es que excluye de su ámbito de aplicación a la fauna silvestre en su medio natural, a los animales «objeto de actividades cinegéticas» (que, tememos, comprenden tanto a las víctimas de la caza como a los perros empleados para cazar), a los usados para la experimentación y a los utilizados en espectáculos taurinos, mientras que la actual ley, que data de 1992, sí los protege.

En PACMA hemos propuesto que la nueva ley ampare a TODOS los animales, sin excepción. ¿En base a qué criterios jurídicos, científicos o éticos excluyen a determinados animales de su ámbito de aplicación, cuando todos están dotados de la misma sensibilidad física y psíquica?

Mientras trabajamos para conseguir la prohibición por ley de la caza y la tauromaquia, hacemos todo lo posible para lograr la máxima protección para estos animales, que son maltratados y sometidos, y sufren lo indecible.

Las propuestas de PACMA

Nuestras propuestas, como siempre, van orientadas a defender y proteger a todos los animales, sin ninguna excepción. El anteproyecto de ley que ha presentado el gobierno cántabro solo protegerá a los animales considerados de compañía, y tiene carencias graves.

Algunas de nuestras propuestas son:

  • El sacrificio cero y la prohibición total del uso de armas de fuego y el uso de equipos tranquilizantes en su lugar, cuando fuese necesario. Como ya ha quedado demostrado, el sacrificio cero es un fin, no puede ser un medio. Si esta Ley tuviera realmente por finalidad dar los pasos necesarios para hacer viable una gestión ética de los animales abandonados mediante la prohibición del sacrificio, trataría de solucionar la problemática del abandono y de la masificación de las perreras municipales y protectoras, estableciendo, por un lado, la prohibición de la compraventa de animales como compañía y la esterilización obligatoria de los mismos, y, por otro, la prohibición de su utilización como herramientas de caza, pues las principales causas del abandono son las camadas indeseadas y el fin de la temporada de caza.
  • La inclusión de los animales procedentes de intervenciones cautelares en los programas de acogimiento. En su mayoría proceden de situaciones de maltrato, y suelen pasar mucho tiempo hasta que se resuelven los procesos judiciales o administrativos en cuestión. Son los que más necesitan ser acogidos y cuidados.
  • El reconocimiento de los santuarios como entidades de protección y defensa de los animales. Proponemos además que a los animales acogidos en ellos no se les apliquen las normas y protocolos establecidos para los animales de las explotaciones ganaderas.
  • El acceso de los animales a albergues municipales para personas sin hogar, residencias de mayores, pisos tutelados… Los animales son parte de nuestras familias y deben poder acompañarnos.
  • La regulación, el control y el cuidado ético de las colonias felinas mediante la captura, la esterilización y el retorno de los animales.
  • Los ayuntamientos solo podrán concertar los servicios de recogida de animales abandonados con entidades de protección animal.
  • La introducción del deber de auxilio a los animales.
  • La elaboración de un protocolo de intervención de asistencia a la fauna silvestre y de protocolos de evacuación y rescate.

Las carencias más graves de la nueva ley

Además de dejar de lado a los animales silvestres, a las víctimas de la caza, a los perros empleados para cazar y a los usados en espectáculos taurinos, la ley tiene múltiples carencias, que suplantamos con nuestras propuestas. Algunos de los puntos más graves que incluye son:

  • Deja abierta la posibilidad del sacrificio de animales «por motivos de sanidad animal, bienestar animal, salud pública, o seguridad para otros animales o de las personas». ¿Quién, cómo y dónde determina cuáles son esos casos de emergencia o de peligrosidad y esas excepciones? Es decir, en la práctica se permitirá en todos los casos, y además contempla sacrificios en los que haya que utilizar armas de fuego.
  • No recoge la protección, ni hace mención alguna, a los santuarios.
  • Elimina por completo la protección específica a la fauna silvestre que sí aparece en la actual ley.

Las administraciones públicas y los gobiernos de todo signo político van contracorriente. Tratan de adoptar cambios legislativos que saben que la sociedad, cada vez más concienciada con la protección y la defensa de los animales, exige, pero lo hacen edulcorando normativas que perjudican a los animales, que perpetúan la explotación y que ningunean sus necesidades.

En PACMA tenemos el firme compromiso de luchar contra la inercia del resto de partidos políticos y de exigir a las administraciones y gobiernos que trabajen para hacer la vida más fácil a los animales, no para dejarlos fuera.

Esperamos que el Gobierno de Cantabria atienda a nuestras propuestas y las tenga en cuenta para la nueva ley de protección animal.

Comenta:

Cargando comentarios...