La Comunidad de Madrid a tiros con 2.700 cabras montesas

Primero las reintrodujeron, después pasaron de ellas permitiendo que se reprodujeran sin control, ahora las quieren matar.

cabra montes

Casi el 70% de las cabras montesas que hoy habitan en el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama van a ser exterminadas desde este año 2016 hasta el 2020, en un plan presentado por la Consejería de Medioamiente de la Comunidad de Madrid, que pretende reducir la población actual de 4.000 individuos a 1.300.

La actuación implica “extraer” (como denomina el plan a las capturas y ejecuciones) entre 500 y 700 cabras al año hasta 2020. El 90% se cazarán con armas de fuego y el 10% restante se capturará en vivo, a condición de que algún coto de caza u otra institución demande ejemplares.

Entre 1989 y 1992, 67 cabras fueron reintroducidas en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, permitiendo que se reprodujeran sin control y derivando en la población actual de unos 4.000 animales. Agentes de la administración madrileña, de la Junta de Castilla y León, cazadores locales y colectivos ajenos a la Administración se encargarán de darles muerte. Desde esos primeros 67 individuos al momento presente, se podría haber actuado antes de forma no letal, evitando llegar a la situación actual. La desidia previa no es excusa para que, una vez más, paguen con su vida los animales. Son necesarias soluciones éticas.

El plan fue presentado ante los 50 representantes de los colectivos e instituciones del Patronato del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama y salió adelante con sólo dos votos en contra de ‘Ecologistas en Acción’.“No es un control de población, sino una cacería”, indicó Ángeles Nieto, portavoz de la organización ecologista.

Con esta decisión, tan fácil de llevar adelante por las ganas que tiene de darle al gatillo el colectivo de cazadores, se muestra el verdadero talante  del gobierno de la popular Cifuentes, frente a los problemas relativos a los animales. Hay formas no letales y efectivas de controlar las poblaciones de animales.

Estas decisiones igualan a los ecosocialistas de Ibiza con los populares de Madrid y demuestran que ningún partido, a excepción del PACMA, vela por los derechos de todos los animales. Los políticos españoles, ante cualquier problema con los animales, acuden siempre a la solución más fácil: matar.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.