La Comunidad de Madrid aprueba el sacrificio cero, pero sigue permitiendo la venta y el tiro al pichón

Nos alegramos de que la Comunidad de Madrid haya aprobado después de 26 años una nueva Ley de Protección Animal, pero lamentamos sus carencias y lagunas.

La Asamblea de la Comunidad de Madrid ha aprobado esta tarde la nueva Ley de Protección Animal de la región, que fue propuesta por el Partido Popular, y a la que se han sumado varias enmiendas del resto de grupos políticos.

A falta de conocer el texto definitivo, desde el Partido Animalista analizamos como positivo que se haya decidido modificar la ley, ya que la actual data de 1990 y era totalmente obsoleta. Sin embargo, y aunque la modificación era algo que desde distintas organizaciones y protectoras, y desde el PACMA, llevábamos años reclamando, lamentamos que se haya perdido la oportunidad de legislar para proteger realmente a los animales.

El Partido Animalista propuso en 2015 una reunión a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, para presentarle una serie de alegaciones al borrador de ley, con el objetivo de mejorar el texto que se iba a someter a debate, aunque nunca fueron recibidas.

Respecto a la Ley aprobada hoy, y pendientes de conocer el texto definitivo, desde PACMA hacemos las siguientes consideraciones:

Sacrificio cero

La propuesta estrella del borrador de Ley era la aprobación del sacrificio cero de perros y gatos. Esto es, la prohibición de eutanasiar animales sanos en refugios y perreras. Finalmente, esto ha sido aprobado, por lo que desde PACMA lo recibimos como una buena noticia, ya que el cometido y el objetivo son buenos. Sin embargo, al no existir un control sobre la cría y venta de animales, ni el fomento de la esterilización y la adopción, será un máximo inalcanzable, que provocará la saturación de perreras y refugios, sin que se hayan puesto en marcha medidas para alcanzar el abandono cero, que debería ser la verdadera prioridad.

Venta de animales

Otra medida anunciada como una revolución y que se ha quedado en un intento, es la prohibición de la venta de animales directamente en tiendas. Solamente aquellas que cumplan una serie de requisitos que se determinarán en un reglamento en los próximos seis meses, podrán vender animales expuestos en tiendas.

Tendrán un periodo de dos años para adaptarse al reglamento y solamente aquellas que no cumplan los requisitos exigidos serán las que deban vender animales por catálogo o petición, sin la posibilidad de que se encuentren físicamente en la tienda.

Por tanto, y en definitiva, se continuarán vendiendo animales en tiendas, salvo en aquellas en las que las condiciones de salubridad, espacio e higiene no se ajusten a la Ley.

Sanciones

Algo positivo es la ampliación de la categoría y cuantía de las infracciones y sanciones. Algo que era ya imprescindible, puesto que la Ley de Protección Animal permanecía sin modificarse desde 1990.

Tiro al pichón

Igualmente, se ha desestimado la prohibición del tiro al pichón, una propuesta que PACMA lleva años exigiendo, y que a pesar de que fue propuesta por otros grupos en forma de enmienda, ha sido rechazada durante la votación.

Lo que se ha quedado fuera

Desde PACMA consideramos que se ha perdido la oportunidad de crear una verdadera Ley de Protección Animal, en la que se prohibieran prácticas terribles como el tiro al pichón, los circos con animales o los festejos taurinos, algo que ni siquiera ha sido mencionado o tenido en cuenta por ninguno de los partidos políticos. Además, nuevamente vuelven a ser ignorados los pequeños animales (roedores, conejos, etc.), así como los exóticos.

 

Comenta:

Cargando comentarios...
?>