La esterilización en peces es una realidad económica, ahora queremos que sea ética

La esterilización puede hacerse por una motivación ética, como método de control, en lugar del exterminio como el ocurrido en el lago de la casa de Campo de Madrid.

En la actualidad la esterilización de peces se utiliza fundamentalmente con un objetivo: el económico. Se usa desde hace décadas en acuicultura para conseguir que los peces no se reproduzcan más de lo necesario y tengan espacio en las piscifactorías, para que no ralenticen el crecimiento gastando la energía en su maduración sexual y para que no haya peligro de hibridación con especies silvestres si, por algún problema se escapan del recinto en el que suelen vivir hacinados.

Pensamos que esa esterilización puede hacerse además por una motivación ética, usándola como método de control poblacional, en lugar del exterminio de especies como el ocurrido en diciembre de 2017 en el lago de la Casa de Campo de Madrid.

La esterilización puede lograrse mediante irradiación, cirugía o tratamiento químico y hormonal, además de con enfoques alternativos que incluyen la triploidización, la hibridación y la generación de nuevas líneas mediante técnicas biotecnológicas avanzadas. Los triploides de muchas especies importantes desde el punto de vista comercial se han estudiado extensamente y se han producido a gran escala durante muchos años y ahora se han desarrollado nuevos enfoques, incluida la interrupción de la señalización de la hormona liberadora de gonadotropinas y la ablación genética de las células germinales.

Este mismo año 2017 se ha puesto en marcha un nuevo método que desactiva un gen necesario para desarrollar células genitales. Una vez que el pez se ha desarrollado y el vínculo que bloquea el gen de desarrollo de la célula genética se descompone, el gen vuelve a ser funcional para el pez, de tal manera que el pez se desarrolla normalmente y tiene genitales normales, aunque al no tener células germinales no podrá reproducirse. La consecuencia es que el pez es estéril sin que se vean afectados otros procesos fisiológicos.

Instituciones como la Freshwater Fisheries Society of BC investigan continuamente métodos y técnicas para mejorar el crecimiento, la supervivencia y la calidad de los peces de agua dulce almacenados en los lagos y ríos, en su caso, de la Columbia Británica. Aunque es evidente que este trabajo se hace, al igual que la mayoría de ellos, con intereses comerciales y de pesca, lo interesante aquí es que investigan en tecnologías no reproductivas que incluyen procesos de esterilización. En concreto, su método se basa en la aplicación hidrostática, o agua caliente, a los huevos poco después de la fertilización, con una tasa de esterilidad del 98 al 100%.

Existen muchos métodos específicos para especies como truchas, salmones, tilapias, peces cebra… Junto a ellos, investigadores de la Universidad de Purdue han desarrollado una estrategia que induce eficazmente la esterilidad en el 100% de los peces, sin importar su especie y sin afectar ninguna otra característica fisiológica de los peces. Este método interrumpe la migración de las células germinales primordiales (PGC), que producen esperma u óvulos, a las gónadas.

Los numerosos estudios de esterilización en peces se pueden rastrear hasta mediados del pasado siglo, la acuicultura utiliza actualmente los métodos de esterilización para sacar un mayor rédito económico de los peces. Ahora hace falta que los municipios los contemplen como una medida ética, antes del exterminio de miles de animales sintientes.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies.

×