La ganadería porcina vierte, al menos, 5.800 toneladas de nitrógeno al Mar Menor

Murcia es la segunda comunidad autónoma con mayor número de cerdos. 446 explotaciones porcinas se encuentran dentro del área de influencia hidrográfica del Mar Menor.

A pesar de lo mucho que se está hablando estos días en los medios sobre la catástrofe del Mar Menor (Murcia), tanto las administraciones como la prensa están cargando la responsabilidad sobre la agricultura. Y es cierto que el cambio de modelo agrícola que ha sufrido la huerta murciana en las últimas décadas, al pasar del secano al regadío, y del cultivo extensivo al extensivo, ha supuesto un impacto notable en el aumento de la contaminación por nitratos y en la crisis hidrológica de la región. Sin embargo todos, tanto administraciones como medios están pasando de puntillas sobre uno de los culpables de la lenta y anunciada agonía de la laguna salada más extensa de Europa.

La Región de Murcia es la segunda comunidad autónoma con mayor número de cerdos, pues cuenta con alrededor de 1.800.000 plazas para estos animales en las cerca de 2.000 explotaciones porcinas. Los cerdos, en ámbito industrial, tienen unos 2 o 2,5 ciclos de cría al año, por lo que, solo la Región de Murcia produce alrededor de 4 millones de cerdos anuales.

Curiosamente la comarca adyacente al Mar Menor, y la que conforma más de la mitad de su cuenca hidrográfica, alberga más de un tercio de la población total de cerdos de toda la Región de Murcia. Solo la localidad de Fuente Álamo tiene un censo oficial de un millón de cerdos. Las estadísticas oficiales de la Confederación Hidrográfica del Segura cifran en 446 las explotaciones porcinas que se encuentran directamente dentro del área de influencia hidrográfica del Mar Menor. Según las mismas estadísticas en esas 446 factorías, están censados cerca de 800.000 cerdos que vierten directamente al humedal 5.800 toneladas métricas de nitrógeno.

Es decir, una trasposición de las cifras demográficas declaradas por la industria, sobre las cifras reales determina que, probablemente solo en la comarca del Campo de Cartagena la población real de cerdos ronde los casi 2,5 millones al año. Si tenemos en cuenta que cada cerdo produce entre 4 y 7 litros de purines al día, obtenemos un resultado de 5.475.000 metros cúbicos de purines con altísima concentración de nitrógeno, al año, solamente en esa comarca

En condiciones normales se estima que dos tercios de los purines almacenados por la industria ganadera se vierten a los acuíferos (fuente: IGME). La industria ganadera extensiva suele almacenar los purines en balsas al aire libre -una especie de piscinas de estiércol- donde evaporan parte del agua que contiene para facilitar su manejo posterior. Ahora imaginemos que es lo que sucede con esos purines cuando se almacenan al aire libre, cerca del Mar Menor, y sobreviene una riada o llega una tormenta. Efectivamente, van a parar a los torrentes que desembocan en la laguna.

Frente a este grave problema ambiental y de residuos, el Gobierno de Murcia ha desarrollado un plan denominado «Plan de Residuos Cero» basado en complejas y costosas obras hidráulicas que deriven los desechos de la agricultura al Mar Mediterráneo. Sin embargo, y aunque ese plan se termine en el plazo más breve posible, el Mar Menor continuará su lenta y dolorosa transformación en la laguna más muerta de Europa. Urge tomar medidas que terminen, no solo con la inexistente gestión y fiscalización de la agricultura intensiva de la comarca y de toda la Región. Pero sobre todo, es urgente atajar los desmanes ecológicos y ambientales que están haciendo de la Región de Murcia un inmenso vertedero y un grandísimo corral de cerdos en el que mueren, padecen y sufren, no solo los animales, sino también las personas.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.