La Ley sobre experimentación animal seguirá dando muerte a miles de perros

PACMA critica que con esta Ley no se evite el sufrimiento de los animales. Apostamos por incentivar la inversión económica y científica que valide nuevos métodos de experimentación alternativos que no utilicen animales.

La Ley sobre experimentación animal seguirá dando muerte a miles de perros
En España los políticos se tienen que ver obligados por Europa para elaborar legislación sobre protección animal. La reforma de la Ley que fué aprobada ayer, solamente supone una adecuación a la Directiva Europea de 2010, de obligado cumplimiento para los Estados Miembros.  Los políticos que han apoyado esta reforma no tienen interés real en mejorar las condiciones de los animales y paliar o evitar su sufrimiento en los experimentos, sino simplemente en cumplir la Directiva Europea.

Según indica esta Ley, la sobredosis de anestésico, la dislocación cervical o el uso de gases inertes seguirán siendo métodos permitidos y aceptados.

En 2010 los laboratorios de España utilizaron 1.344.986 animales en diferentes y dolorosas pruebas que acabaron con la vida de 855 perros y 192 gatos, así como de decenas de miles de conejos, roedores, vacas o cerdos, y esta nueva legislación lo seguirá permitiendo.

La legislación debería adecuarse al hecho de que someter a los animales a prácticas que les causen dolor y padecimiento es contrario a la consideración como seres sensibles que establece la Directiva. Si un ser sufre, ese sufrimiento debe ser reconocido como algo negativo, y ha de ser evitado. Este enfoque es ignorado por la modificación legislativa aprobada.

Desde el Partido Animalista apostamos por incentivar la inversión económica y científica que valide métodos alternativos para poner fin a la experimentación animal. Proponemos que para ello se utilicen células madre, tejidos humanos y modelos informáticos, trabajo del que se encarga el Centro Europeo de Validación de Métodos Alternativos (CEVMA). Un proceso burocrático que no está siendo rápido ni efectivo.

Si bien nunca se ha experimentado con grandes simios en España, el reglamento que regula la Ley aprobada prohíbe la experimentación con chimpancés, gorilas y orangutanes evitando que pueda hacerse en el futuro. Felicitamos por ello al Proyecto Gran Simio, que ha luchado durante años por conseguir este avance.

El principal impedimento para el fin de la experimentación animal se centra en la industria farmacéutica y los laboratorios, que se lucran de los beneficios de la experimentación en animales y las redes clientelares que este lobby ha establecido a nivel político, y que impiden la aprobación a nivel europeo de métodos alternativos. Cabe destacar que la industria farmacéutica no comparte los resultados de los experimentos sobre animales, haciendo que otros laboratorios repitan pruebas cuyos resultados ya se conocen.

Por otro lado, consideramos que la promulgación de la nueva Ley debería incluir un reconocimiento del derecho a la objeción de conciencia a la experimentación con animales. A día de hoy un gran número de estudiantes se ven obligados a participar en experimentos con animales que resultan totalmente innecesarios, debido a la existencia de métodos alternativos. Muchos estudiantes son incapaces de participar en los citados experimentos, y eso les lleva a dejar los estudios, lo cual dificulta que haya un mayor número de veterinarios, biólogos, etc. con una conciencia desarrollada en lo relativo al sufrimiento animal.

El Partido Animalista – PACMA es el único que hace una defensa íntegra de los derechos de todos los animales y pone de manifiesto la necesidad de llevar a cabo cambios legislativos reales que mejoren la situación en la que se encuentran y acaben con prácticas nocivas y moralmente inaceptables, como la caza o la tauromaquia.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.