[ACTUALIZACIÓN] ¡La Xunta pretende permitir la caza durante el estado de alarma!

Mientras toda la ciudadanía se encierra en sus casas para #FrenarLaCurva de contagios del COVID-19, la Xunta quiere permitir a los cazadores seguir matando animales.

La Xunta de Galicia pretende exceptuar a los cazadores del estado de alarma

El sábado 14 de marzo el Gobierno de España decretó el estado de alarma para intentar frenar la pandemia mundial que ha acabado con la vida de miles de personas. El COVID-19 es un virus muy contagioso que lamentablemente avanza también por nuestro país. Para detenerlo, se han establecido medidas indispensables para mantener la distancia social y ralentizar el contagio. La más importante es la cuarentena en nuestras casas, permitiendo a la ciudadanía salir solo en limitadas excepciones justificadas.

Sin embargo, en medio de este acto de solidaridad ciudadana, la Xunta de Galicia vuelve a poner los intereses de los cazadores por delante del bienestar de todos y todas. Así pues, el gobierno gallego está dispuesto a reconocer ciertos supuestos para permitir batidas de jabalí, algo que consideramos vergonzoso e inadmisible.

El Acuerdo del Centro de Coordinación Operativa de la situación de emergencia sanitaria en la comunidad autónoma de Galicia, publicado en el Diario Oficial de Galicia, recoge la posibilidad de permitir «medidas de control» a través de batidas para  “prevenir accidentes de tráfico, daños a la agricultura y ganadería y riesgos de sanidad animal como la entrada de peste porcina ocasionadas por especies cinegéticas como el jabalí”. Es decir, ofrece a los cazadores numerosas excusas para justificar salir al monte a pegar tiros sin los estudios necesarios que respalden dichas circunstancias.

Tras nuestra denuncia a la Xunta de Galicia, el gobierno gallego ha aclarado en la resolución del DOG nº56, del 22 de marzo de 2020, que «excepcionalmente, y como medida de control, podrán autorizarse acciones de caza de especies cinegéticas, que deberán ser ejecutadas por un solo cazador». Lamentamos profundamente que la Xunta se pliegue una vez más a los intereses de los cazadores permitiendo la caza individual, poniendo así en peligro también a toda la sociedad. Del mismo modo, sacrifican la seguridad de las personas que deban elaborar los informes que justifiquen las supuestas sobrepoblaciones en las que se amparan o simplemente se basarán en estudios inventados al servicio del sector cinegético, como en otras ocasiones, vulnerando la ley.

La caza es una actividad innecesaria en circunstancias normales y todavía más en estos momentos. El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, establece en su artículo 7 la «limitación de la libertad de circulación de las personas», salvo excepciones como el desplazamiento al lugar de trabajo o «por causa de fuerza mayor o situación de necesidad».

Desde PACMA exigimos a la Xunta que se retracte y que prohíba toda actividad cinegética durante el estado de alarma, ya que salir a disparar y matar animales no es bajo ninguna circunstancia una «causa de fuerza mayor o situación de necesidad».

En el delicado momento en el que nos encontramos, con la sociedad española sacrificando la libertad de tránsito para proteger a las personas más vulnerables, no podemos permitir que el gobierno gallego siga cediendo a las presiones del sector cinegético. Desde PACMA exigimos una rectificación.

Comenta:

Cargando comentarios...
?>