Lamentable: El Gobierno permite a las comunidades autónomas autorizar la caza de jabalíes en estado de alarma

Incluso en pleno estado de alarma, la caza continúa teniendo el respaldo de las autoridades.

El Gobierno apoya a los cazadores

Incluso en pleno estado de alarma y con todas las personas confinadas en nuestras casas, la caza continúa teniendo el respaldo de las administraciones. En este caso, del Gobierno de España. Esta semana el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación envió una carta a las comunidades autónomas, en la que «recomienda» a las mismas que mantengan lo que ellos llaman el control de jabalíes.

Bajo la excusa del control poblacional y de supuestos daños en explotaciones agrarias, se abre una laguna para que las administraciones autonómicas autoricen la muerte de estos animales a manos de los cazadores.

Laura Duarte, presidenta de PACMA, envió una carta abierta al ministro de Agricultura, Luis Planas, pidiéndole los informes que acreditan los supuestos daños causados por los animales y recordándole que sin ellos el control de poblaciones no es lega.

El Gobierno sigue protegiendo a los cazadores y dando la espalda a los animales

Un Gobierno que cuenta con una Dirección General de Derechos de los Animales debería respetar a todos los animales, también mientras dure el estado de alarma. Su director general, Sergio García Torres, señaló en un directo a través de la página de Facebook de la Dirección el pasado lunes que «en este período la caza no está permitida en ningún decreto ley», pero que entienden que existen excepcionalidades que tienen que ver con el control poblacional en alguna comunidad autónoma.

Sin embargo, también remarca que «el control poblacional debe estar bien certificado y debe existir un estudio y un informe científico que acredite que existe una necesidad de control poblacional de ese tipo de animales».

Por tanto, para que se autorice la caza en cualquier caso debe existir un informe, algo que no se da en ninguno de los casos.

Desde PACMA consideramos que la caza es una actividad violenta que debe prohibirse. Además, es intolerable que se permita en estado de alarma y en una situación como la actual, al carecer además de informes que lo acrediten. Exigimos al Gobierno y a la Dirección General de Derechos de los Animales que recuerden de nuevo esto a las autonomías, y que no cedan a las presiones de los cazadores.

El control poblacional, una mera excusa para cazar

En la carta enviada a las autonomías, el Ministerio de Agricultura señala que esta medida tiene como objetivo paliar los problemas causados «por su proliferación en las explotaciones agrarias». Lo que no se dice es el elevado número de granjas cinegéticas presentes en comunidades como Castilla-La Mancha, donde existen 144 autorizadas, y que precisamente está preparando una autorización para permitir la caza de conejos.

En estas granjas se crían, entre otros animales, jabalíes y conejos, que posteriormente se sueltan para que los cazadores los maten. Estos lugares están notablemente cerca de muchas zonas donde se declara la emergencia cinegética, en base a la cual se autoriza habitualmente la caza de estos animales.

Por tanto, esta «recomendación» carece de una razón que justifique la vulneración de las medidas impuestas por el estado de alarma.

Sin embargo, este intento por continuar con la caza no es nuevo. Como hemos contado en las últimas semanas, Navarra, Asturias, Galicia y Castilla y León han permitido en sus comunidades la caza de jabalíes bajo los mismos pretextos.

Gracias a nuestra presión, los gobiernos de Asturias y Castilla y León paralizaron la autorización, pero con esta llamada «recomendación» del Ministerio de Agricultura tendrían una razón que esgrimir para permitir la caza de nuevo. De hecho, la Junta de Castilla y León ya ha remitido una consulta a la Delegación del Gobierno al respecto.

Comenta:

Cargando comentarios...
?>