¡Lamentable! El Tribunal Constitucional da luz verde a los cazadores en Castilla y León

El Tribunal Superior de Castilla y León y el Defensor del Pueblo llevaron ante el Tribunal Constitucional la orden de caza autonómica a instancias de PACMA en febrero de este año.

Una vez más, las instituciones blindan la caza en tiempo récord, poniéndose de parte de quienes disfrutan disparando y matando animales. Los cazadores hacen y deshacen a su deseo y las administraciones no solo se lo permiten, sino que lo respaldan.

¿Qué ha pasado?

El 26 de febrero de 2019, gracias a nuestra denuncia, el Tribunal Superior de Castilla y León paralizó la caza como medida cautelar para proteger a la fauna silvestre. Así, consideraba nuestro argumento de que el Reglamento de Caza y la Orden de Caza de la comunidad autónoma vulneraban las directrices europeas. Fue un gran hito que evitó la muerte de miles de animales a manos de los cazadores.

Sin embargo, el Parlamento castellano-leonés gestionó en tiempo récord una modificación de la Ley de Caza para permitir esta violenta y cruel actividad, con el respaldo del PP, el PSOE y Ciudadanos, siempre dispuestos a apoyar la ejecución de animales con tal de contar con el apoyo del lobby cazador.

Esto es fue una jugada sucia con la que los partidos políticos y el sector de la caza pretendía pasar por encima del Tribunal Superior de Castilla y León. Desde PACMA presionamos cada día para que la caza siguiese suspendida y el Tribunal Superior castellano-leonés y el Defensor del Pueblo remitieron la cuestión al Tribunal Constitucional, considerando así que se trataba de una vulneración de la separación de poderes, ya que se trataría del poder legislativo pisando las directrices del judicial para contentar al sector cinegético.

Una vez más se demostraba el inmenso poder de los cazadores, siempre pasando por encima de la legalidad, con la complicidad de las administraciones y los partidos políticos.

El injusto desenlace

De nuevo, los cazadores se salen con la suya gracias al blindaje de las administraciones. Es vergonzoso ver cómo cada día se acumulan los privilegios de este cruel y violento sector. Mientras la sociedad estaba confinada en sus hogares por responsabilidad sanitaria, los cazadores salían a pegar tiros al monte. Mientras que la ciudadanía no puede disfrutar de los montes de una forma respetuosa, ellos pueden ir a contaminarlos en su persecución constante a los animales. ¡Es insoportable!

Y el Tribunal Constitucional no escapa de esa presión. En un tiempo récord, ha admitido a trámite las dos cuestiones de inconstitucionalidad presentadas por el Defensor del Pueblo y el Tribunal Superior de Castilla y León y las ha rechazado, aceptando una modificación de la Ley de Caza que claramente supone un atropello para el poder judicial.

Seguiremos luchando cada día por los animales

Sin embargo, el trabajo y el esfuerzo que realizamos cada día desde PACMA da sus frutos y nos motiva para seguir luchando por los animales. Que hayamos logrado llevar ante el Tribunal Constitucional una orden de caza y paralizar la ejecución de animales en toda una comunidad autónoma es un hito histórico para el movimiento animalista.

Por ello, pese a que las administraciones sigan respaldando incondicionalmente a los cazadores, en PACMA estamos tenemos la motivación necesaria para defender a todos los animales, cueste lo que cueste; y seguiremos empleando todas las herramientas a nuestro alcance para aprovechar cada resquicio legal y acorralar al sector cinegético hasta lograr su prohibición.

Comenta:

Cargando comentarios...
?>