Nos sumamos al Día Mundial Sin Carne para frenar el cambio climático

La reducción del consumo de carne puede frenar el cambio climático según informes de la ONU y Greenpeace

En los últimos meses, miles de jóvenes y estudiantes de todo el mundo se están manifestando para llamar la atención de gobiernos, instituciones y, en definitiva, de los hábitos de los adultos, sobre el grave problema que supone a corto plazo el cambio climático. En PACMA siempre hemos defendido el medio ambiente, a las personas y a los animales. Por ese motivo, como en los últimos años, volveremos a sumarnos al Día Mundial Sin Carne. La iniciativa llamada Meatout Day en inglés, comenzó a celebrarse en 1985 y fue seguida el pasado año en más de cien países por miles de personas. Solamente en un día, cada persona que sigue una dieta sin carne, está ahorrando más de cuatro mil litros de agua, veinte kilos de cereal o el equivalente a 4,5 kilos de CO2. Pero, sobre todo, está salvando la vida de un animal. Hay muchos motivos para comenzar a adoptar una dieta vegetariana o vegana, sin embargo, suele ser la compasión hacia los animales el fundamental y por el que cada vez a más personas toman esta importante decisión.

En PACMA abogamos por la promoción y difusión de la dieta sin carne. Precisamente en estos momentos, en los que los jóvenes del mundo están pidiendo a los políticos que se tomen medidas para detener el cambio climático, es necesario replantear nuestros hábitos de consumo. Frenar la contaminación y el calentamiento global empieza por reducir la carne que suelen incluir las dietas. El sector ganadero mundial es el segundo mayor productor de gases de efecto invernadero. Según un reciente informe de Greenpeace, se estima que simplemente reduciendo a la mitad el consumo de carne, lácteos y huevos, se conseguiría rebajar entre un 25% y un 40% la emisión de gases de efecto invernadero en la UE. Sin embargo, y según expone el mismo informe, el dato más esperanzador es este: adoptar una dieta vegetariana o vegana, supone una reducción del  60% o el 70%, respectivamente, en la emisión global de este tipo de gases. No es casualidad que en las movilizaciones estudiantiles contra el cambio climático se vean numerosas pancartas a favor del veganismo. De hecho, Greta Thunberg, la estudiante sueca que lanzó el movimiento Fridays for Future, es vegana.

Estudiantes veganos manifestándose por el clima en Madrid.

 

Sin embargo, el futuro de nuestro planeta no está comprometido solo por los gases de efecto invernadero. También por la contaminación de acuíferos, el excesivo consumo de agua potable o el envenenamiento de la atmósfera por gases tóxicos, como el amoniaco (NH3) del que, en España en 2016, el 94% de las emisiones procedían directamente de la ganadería. La sobre explotación de la superficie cultivable, y el empleo de esta mayoritariamente para la alimentación de animales destinados al consumo humano, son algunos de los asuntos sobre los que la ONU ha puesto el foco como ejes de actuación para detener un giro climático probablemente irreversible a partir de 2050. La ONU alertaba recientemente a través de twitter de la peligrosidad ambiental de la ganadería industrial.

PACMA es el único partido que quiere trasladar este tipo de cuestiones  a la agenda política. Para ello incluimos en nuestro programa medidas concretas, reales y eficaces que promuevan una disminución del consumo de productos de origen animal. Nuestro objetivo es reducir la explotación y el maltrato de los animales, optimizar los hábitos de consumo de la población y, a la vez, frenar el cambio climático y la producción de gases de efecto invernadero.

Para mejorar la vida y las condiciones de los animales, PACMA propone:

  • Terminar con las subvenciones a la industria ganadera.
  • Prohibir el sacrificio por ritos tradicionales como halal o kosher.
  • Aumentar los controles y las inspecciones de granjas, mataderos y todo tipo de establecimientos y medios de transporte relacionados con la ganadería.

Para luchar contra el cambio climático PACMA propone:

  • Aplicación de un impuesto climático a los productos de origen animal.
  • Prohibición de las macro granjas y macro mataderos.
  • Subvencionar la producción de alimentos de origen vegetal, respetuosos con el medio ambiente y de proximidad.

Para mejorar la salud y los hábitos alimenticios de las personas, PACMA propone:

  • Inclusión de opción sin carne en los menús de todos los establecimientos dependientes de la Administración (colegios, hospitales, ministerios, centros penitenciarios…)
  • Promover y difundir los beneficios de una dieta basada en productos vegetales.
  • Obligación de un etiquetado correcto y veraz que permita al consumidor conocer lo que come.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.