PACMA acusa a Podemos de cobardía por proponer al PSOE excluir a los perros de caza durante las cacerías

La última propuesta de Podemos es excluir a los perros de caza de la ley de protección durante las jornadas de caza, un auténtico despropósito.

Este pasado miércoles, los medios de comunicación informaron de que Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, ministerio del que depende la Dirección General de Derechos de los Animales y responsable de la futura ley de protección animal, había propuesto al PSOE excluir a los perros de caza de la ley mientras estén realizando la actividad cinegética, un movimiento que dejaría totalmente desprotegidos a estos animales justo en el momento en el que más maltrato sufren. 

Como llevamos meses advirtiendo, no existe ninguna justificación para diferenciar el trato a los perros de caza del trato al resto de animales considerados de compañía. Nuestro presidente, Javier Luna, explica que galgos, podencos, bracos, bodegueros, pointers y todas las razas utilizadas para ejercer la cinegética están expuestos a “cornadas, mordidas, atropellos, amputaciones, aplastamientos y precipitaciones desde acantilados” durante el desarrollo de la actividad de la caza.

Los perros usados y explotados para cazar son, precisamente, los que necesitan una mayor protección. Son hacinados, encadenados, usados como meras herramientas, desechados y abandonados cuando ya no son útiles y, en el peor de los casos, ejecutados cruelmente.

De salir adelante la propuesta de Unidas Podemos, estos perros quedarían aún más desamparados y desprotegidos de lo que ya están. Con esta actuación, han cedido ante el lobby de la caza, y las consecuencias de ello para miles de animales serían terribles.

La ley de protección animal, un auténtico fiasco

Desde que conocimos el contenido de los primeros borradores de la ley de protección animal, desde PACMA hemos advertido de que esta no es, de ningún modo, la ley que los animales necesitan en España. Ha terminado siendo una ley que protege únicamente a los animales considerados de compañía y, con la enmienda del PSOE y esta última propuesta de Podemos, ni siquiera protegería a todos ellos.

Además, desde que se aprobó la Estrategia Nacional de Caza por el Ministerio de Agricultura en 2022, Podemos tenía conocimiento sobre la intención del Gobierno de regular a los perros de caza fuera de la ley. “Durante este tiempo se han dedicado a manipular y engañar a todo el movimiento animalista utilizándolo como arma arrojadiza para sus intereses políticos, a sabiendas de que les hacían pelear por evitar una decisión que ya estaba tomada”, sostiene Luna.

Podemos se ha plegado para contentar a Emiliano García Page, presidente de Castilla La Mancha para intentar llegar a un acuerdo con el PSOE. Page es el que más crítico se ha mostrado contra la protección de los perros de caza, habiendo logrado mediante Ley (el llamado modelo Page, el cual consideramos aberrante) que en su Comunidad Autónoma, los daños producidos a estos animales durante la jornada de cacería no se consideren maltrato, y está legalizado el entrenamiento de galgos atados a vehículos a motor

 La futura ley de protección animal estatal, tal y como está planteada, es “de mínimos” y será un despropósito si se aprueba así, por lo que conminamos al Gobierno a retirarla, por sensatez.

“Una ley que se ha hecho a medida de explotadores y maltratadores de animales, enfocada a particulares, que en ningún momento persigue el maltrato animal en los términos rurales, donde más lo sufren”, apunta nuestro presidente, que añade que “una ley del tal relevancia no se puede aprobar a toda costa, dejando atrás a millones de animales”. 

Unidas Podemos no ha tenido la valentía política suficiente para sacar adelante una verdadera ley de protección animal, una ley que los proteja a todos, sin excepciones ni medias tintas. Por el contrario, la ha utilizado para engañar a la ciudadanía, a la que ha mantenido confundida respecto a la ley durante meses.

Esperamos sinceramente que rectifiquen y que retiren la ley; no debe salir a toda costa, pues empeoraría la situación actual de los animales, y en especial de los usados y explotados para cazar, que ya viven un infierno.

Comenta:

Cargando comentarios...