PACMA considera un escándalo que absuelvan a once cazadores y una veterinaria por matar a 40 galgos

Esta sentencia demuestra que usar y desechar perros de caza sale prácticamente gratis en España.

Restos óseos de galgos encontrados en Valladolid

En plena temporada de caza y con la polémica enmienda del PSOE para la exclusión de los perros de caza de la futura Ley de Protección Animal sobre la mesa: así se ha producido la polémica decisión de la jueza del Juzgado de lo Penal número 1 de Mérida consistente en la absolución de varios cazadores y una veterinaria tras dar muerte a 40 galgos sanos por, supuestamente, haber dejado de ser útiles para la práctica cinegética.

Una vez más, se demuestra que la justicia española, en materia de maltrato animal, es bochornosa. Desde PACMA llevamos 20 años concienciando en este país para que los animales sean tratados con respeto y dignidad, mientras que la justicia se somete y cede a la presión de ciertos lobbies, como el de la caza.

Según la resolución judicial, «no ha quedado acreditado que la acusada, de manera continua y a requerimiento de los propietarios, haya provocado la muerte de diferentes perros sanos de razas especializadas en labores de caza sin ajustarse a los protocolos exigidos por el Código Deontológico del Consejo General de Colegios de Veterinarios de España». Sin embargo, según la propia Fiscalía, ninguno de los animales sacrificados cumplía los requisitos para ser sometido a eutanasia (enfermedad incurable, problemas de conducta, problemas sanitarios, ni orden judicial).

Del mismo modo, la absolución también se atribuye a la falta de pruebas para demostrar que los propietarios acudiesen a consulta alegando que los galgos ya no cumplían con «sus funciones» ni que manifestaran su deseo de deshacerse de ellos.

La impunidad de la que gozan los cazadores

Consideramos que el caso es un despropósito de principio a fin y han quedado claros errores y falta de esmero tanto en la investigación por parte del SEPRONA como en la instrucción de las diligencias en el Juzgado pertinente. Si no hay pruebas suficientes para demostrar que la veterinaria los mató a petición de los cazadores ni que los cazadores realizaron dicha petición, ¿a quién se debe atribuir la responsabilidad de esas muertes si no es a sus propios dueños? Porque está demostrado que eran animales completamente sanos.

Está claro: maltratar y matar perros de caza en España sale prácticamente gratis, lo vemos cada día. Constantemente se archivan denuncias por maltrato animal por parte del colectivo de cazadores. Para nuestro presidente, Javier Luna, «se necesita mucho más esmero en la investigación de este tipo de casos por parte del SEPRONA y del sistema judicial en general».

Las sentencias deberían tener una capacidad disuasoria que, actualmente, están lejos de conseguir. «En este país sale gratis maltratar y matar animales, de forma que se sigue haciendo sin miedo a represalias judiciales, y esto lo sufrimos todos como sociedad», remarca nuestro presidente.

Desde PACMA apoyamos una reforma efectiva del Código Penal que, tal y como se plantea actualmente, no solo nos parece insuficiente sino un auténtico atraso, ya que facilitará la sustitución de penas de cárcel por multas económicas.

Foto: Imagen del archivo de PACMA de una bolsa con presuntos restos óseos de galgo encontrada en Valladolid

Comenta:

Cargando comentarios...