PACMA denuncia a la Comunidad de Madrid por masacre de cabras en Guadarrama

El Gobierno Madrileño está matando a tiros a cientos de cabras, abandonando los cadáveres en el monte y ocultando la información sobre este plan de gestión.

El Partido Animalista – PACMA ha presentado una denuncia contra los responsables de medioambiente de la Comunidad de Madrid por la masacre de miles de cabras en la Sierra de Guadarrama y por la falta de transparencia con la que se está llevando a cabo la gestión letal de los animales.

Este mismo año, la Consejería de Medioambiente ha puesto en marcha un plan de gestión de las 4.000 cabras que habitan la sierra madrileña cuyo único fin es la aniquilación a tiros de 2.700 cabras, un 70% de la población actual, objetivo que quieren alcanzar antes de 2020. Varias cabras han sido ya ejecutadas en zonas transitadas por excursionistas y deportistas, y sus cadáveres están siendo abandonados en la montaña, constituyendo una amenaza sanitaria para el resto de especies.

Además, cabe destacar el ocultismo y la falta de transparencia con la que la Comunidad de Madrid está llevando a cabo esta gestión letal de poblaciones. El propio plan de gestión no ha sido publicado en ningún canal oficial, ni facilitados este o los informes en los que se apoya, a pesar de haberlos solicitado. En cualquier caso, este plan de gestión tiene una dudosa base jurídica y política, puesto que el informe en el que parece basarse la administración está desactualizado (2014) y no recomienda la matanza de las cabras, sino que propone un control medioambiental, social y económicamente viable, que la Comunidad ha omitido.

Las matanzas han demostrado ser métodos inútiles y crueles para controlar las poblaciones de animales. Por eso desde PACMA exigimos que se detenga la caza de las cabras de Guadarrama y proponemos una alternativa a la masacre e instamos a las administraciones a optar por un control poblacional ético y que apueste por valorar la vida de los animales, con medidas como: facilitar la expansión natural y dispersión de la especie, empleo de métodos anticonceptivos, traslado de los animales a hábitat similares, mejora de las infraestructuras para la colonización de otras zonas de la montaña, respeto y protección de las poblaciones de depredadores como los lobos, gestión de especies vegetales protegidas

Las cabras de Guadarrama fueron reintroducidas por el hombre en los años noventa, pero la falta de seguimiento por parte de la Administración y la ausencia de depredadores, han provocado que los animales se reproduzcan sin control. Ahora, el Gobierno de Cifuentes quiere sembrar la Sierra Madrileña con sus cadáveres.

Cabras montesas en la Sierra de Guadarrama, Madrid

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.