PACMA denuncia al Ayuntamiento de Castellar por un encierro infantil y por maltrato a un novillo

Denunciamos al Consistorio por la organización de un encierro en el que participaron menores y por no proporcionar atención a un novillo que resultó herido durante una suelta.

El pasado mes de agosto se celebró en Castellar (Jaén) la Feria Grande, que incluía un encierro infantil, en el que podrían haber participado, según las imágenes, hasta menores de 10 años, y una suelta de reses en la que uno de los animales se rompió una pata. Por todo esto, hemos interpuesto una denuncia contra el Ayuntamiento de Castellar en la que solicitamos que se investiguen los hechos y se determinen las responsabilidades e infracciones cometidas.

Ambas celebraciones fueron organizadas por el propio Ayuntamiento, algo que consideramos especialmente vergonzoso e inadmisible en el caso del encierro infantil, que se desarrolló sin suspenderse ni cancelarse pese a la presencia de menores de 16 años, cuya participación en espectáculos taurinos está prohibida tanto por el propio Reglamento de Festejos Populares como por la Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía.

Menores en un encierro ante la inacción de la administración local

En las imágenes se aprecia la corta edad de los menores y la escasa distancia que les separaba de los animales, y, dado que no se les negó su participación en dicho encierro infantil, consideramos bastante probable que también se les permitiese la entrada a otros festejos, puesto que la Feria Grande duró cinco días y contaba con otros eventos taurinos.

Exponer a los y las menores a la violencia de los festejos taurinos es inaceptable, cuanto más si desde la administración pública no se hace nada al respecto.

Además, en la suelta de reses celebrada también durante esta Feria Grande uno de los novillos se rompió una pata, y tampoco se suspendió el evento ni se hizo nada al respecto; no acudió ningún profesional veterinario ni especialista a atender al animal y se continuó con la suelta sin llevar a cabo ninguna actuación, pasando más de una hora desde que ocurrió el incidente hasta el fin del festejo. Entre otras normativas, esto contravendría el propio Reglamento Taurino de Andalucía.

Por todo ello, hemos denunciado al Consistorio y esperamos que se depuren responsabilidades. No se puede exponer a menores a la violencia de la tauromaquia y negar atención a un animal sin que haya consecuencias.

Comenta:

Cargando comentarios...