PACMA denuncia la situación de los ‘burro taxi’ de Mijas

PACMA ha investigado y documentado el trato que reciben los animales usados en el servicio llamado “burro taxi” de la localidad Malagueña y ha detectado prácticas ilegales.
Fruto de esta investigación se ha presentado denuncia ante el SEPRONA.

burro taxi Mijas

Desde la década de los años 60, cientos de burros han sido explotados en la localidad malagueña de Mijas, para ofrecer su conocido servicio ‘burro-taxis’. PACMA ha podido constatar que estos animales pasan el día atados a cuerdas que les impiden moverse, y por la noche también atados y hacinados en pequeñas cuadras, sin espacio ni posibilidad de poder tumbarse a descansar. Además, las largas jornadas de trabajo a las que son obligados les causan patologías graves y dolorosas en los cascos y en la columna vertebral.

En un informe redactado por el Partido Animalista, y que viene acompañado de un análisis veterinario y otro jurídico, se han detectado más de 5 irregularidades y prácticas que contravienen a distintas leyes y ordenanzas. Además, ha documentado una parte de los abusos que sufren en un vídeo que ha difundido públicamente

Durante el horario laboral, mientras esperan a los posibles clientes, incluso durante horas, los burros se encuentran atados a estructuras metálicas instaladas en las paradas, por cuerdas inferiores a 20 centímetros de largo, y, en muchos casos, directamente de la cabezada a la citada estructura, careciendo de cualquier tipo de libertad de movimiento, en contra de sus necesidades fisiológicas y etológicas.   

En las instalaciones donde pernoctan permanecen también atados con cuerdas de una extensión de entre 30 y 40 centímetros, lo que sólo les permite comer y beber, sin poder moverse ni tumbarse. El espacio de estas instalaciones de ‘descanso’ es muy reducido. Los burros se encuentran hacinados, llegando a contabilizarse hasta ocho en un espacio de unos 7×2 metros cuadrados.

PACMA, junto a la Federación de Asociaciones y Protectoras Animalistas de Málaga (TIDUS), solicitó hace un mes una reunión con responsables del Ayuntamiento de Mijas. En ella, tanto el partido político animalista como el colectivo malagueño, ofrecieron la posibilidad a los responsables municipales mijeños de trabajar en conjunto para poner fin al burro taxi a través de propuestas que mantuvieran a estos animales como emblema de la localidad, pero dándoles el trato y la dignidad que se merecen. La respuesta del Ayuntamiento de Mijas fue una negativa rotunda junto a la frase “denunciad si queréis”.

El Partido Animalista exige al Ayuntamiento el fin inmediato del burro taxi, así como la concesión de nuevas licencias y vuelve a invitar al Ayuntamiento a realizar políticas éticas y vanguardistas que promuevan el respeto y trato digno para los animales.

Firma aquí y ahora para pedir el fin de los ‘burro taxis’.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies.

×