fbpx

PACMA exige al Ayuntamiento de Parla que cumpla con sus obligaciones con los animales del municipio

La excusa del ayuntamiento es la falta de dinero, aunque no ha tenido problemas a la hora de sacar un concurso por 60.000€ para los festejos taurinos de este año.

centro-proteccion-animal
  • El pasado 17 de octubre, durante la celebración de la Comisión Mixta de Protección Animal, el Ayuntamiento de Parla anunció que el 31 de octubre la empresa que gestiona el Centro de Protección Animal (CPA) termina su contrato y que no se va a sacar un nuevo concurso para que otra empresa gestione ese servicio.

  • Eso supone que los 100 animales que viven en el CPA, entre perros y gatos, se van a quedar desasistidos.

  • La excusa del Ayuntamiento es la falta de dinero, aunque no ha tenido problemas a la hora de sacar un concurso para los festejos taurinos por una cuantía cercana a los 60.000 euros.

El Ayuntamiento de Parla aseguró en la Comisión Mixta de Protección Animal que “no puede hacer nada y no tienen una solución que ofrecer” para los cien animales que hay alojados ahora mismo en el Centro de Protección Animal (CPA).

Esta opinión ha sido matizada posteriormente, tras las presiones ciudadanas y de las cuatro asociaciones de protección animal del municipio: Hablando por ellos, Dejando Huella Parla, Callejeros Parla y Convive Anilmalia. El Ayuntamiento del Partido Popular afirma ahora que están en conversaciones con la Comunidad de Madrid para que, al menos temporalmente, puedan realojar a los animales del CPA debido a la urgencia de la situación.

PACMA manifiesta su sorpresa por esta situación de urgencia, ya que la empresa que ha gestionado hasta ahora el CPA avisó al Ayuntamiento de Parla de que no iba a continuar con esa gestión en noviembre de 2017. Tampoco se entiende que el Ayuntamiento quiera descargar su responsabilidad en la Comunidad de Madrid, ya que la Ley 4/2016 de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid, en sus títulos V y VIII, deja claro que son los ayuntamientos los que tienen que hacerse cargo, tanto de la existencia de centros de animales de compañía, como de recoger a aquellos animales que estén extraviados, abandonados y vagabundos.

El hecho de que la Comunidad de Madrid llegase a realojar a los animales del CPA de Parla en algún otro lugar no sería una razón suficiente como para que el ayuntamiento parleño se desentendiera de esos animales. La ley explicita que los municipios deben contar con un servicio de 24 horas de urgencia para la recogida y atención veterinaria de estos animales, ya sea propio, mancomunado o convenido, y también que tendrán que recoger y hacerse cargo de los animales internados en residencias de animales que no hubieran sido retirados por sus propietarios en el plazo acordado.

La excusa del Ayuntamiento de Parla para no ofrecer este servicio, al que le obliga la ley, es la deuda acumulada por anteriores ayuntamientos del PSOE, entre ellos los 6 millones de euros derivados de la construcción de una plaza de toros. Pero hay que recordar que el consistorio actual, regido por el PP, no ha tenido ningún problema para sacar a concurso los pliegos de condiciones para que se celebren festejos taurinos por valor de 59.290 euros.

Por todo ello, PACMA recuerda al Ayuntamiento de Parla que tiene que hacerse responsable de los animales de su municipio, que no puede delegar sus responsabilidades en otras entidades, como la Comunidad de Madrid, y que debe sacar inmediatamente un nuevo concurso con un pliego de condiciones que cumpla también la normativa de bienestar animal.

En caso contrario, PACMA iniciará las acciones legales oportunas para que el Ayuntamiento sea sancionado con multas que pueden llegar hasta los 45.000 euros, además del pago de todos los gastos causados como consecuencia de la infracción cometida.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.