PACMA exige que se apliquen alternativas éticas para el control de jabalíes en pueblos de Madrid

El Partido Animalista se ha puesto en contacto con la Comunidad de Madrid, así como con los ayuntamientos para exigir métodos de control éticos.

La sequía que afecta a la Comunidad de Madrid ha hecho que cientos de jabalíes hayan abandonado sus territorios y se hayan adentrado en varios municipios en busca de agua. Unos cuantos de estos municipios han optado por la matanza como método de control, y de hecho, este martes 31 de octubre se han aprobado las batidas de caza en Torrelodones. PACMA ha pedido que se paralicen de manera inmediata esas batidas y que se apliquen alternativas éticas para el control de esta especie.

El Partido Animalista se ha puesto en contacto con la consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, así como con los ayuntamientos de Galapagar, Las Rozas, Torrelodones y Hoyo de Manzanares para exigir la puesta en marcha de un protocolo para el control ético mediante la aplicación de diferentes métodos ya conocidos. Al mismo tiempo, PACMA demanda la paralización de cualquier batida de jabalíes que esté ya en marcha, o que se vaya a poner en marcha en los próximos días, con el objetivo de que se pueda implementar un proyecto de control ético de las poblaciones de animales.

Diversos estudios han advertido que la creciente población de jabalíes que se acercan a las zonas urbanas se ha convertido en un problema por la total carencia de mecanismos de control. Y hay que tener en cuenta que si no se ponen medidas el problema seguirá creciendo debido al cambio climático que provoca sequías cada vez más duraderas seguidas de inundaciones puntuales que son incapaces de recuperar los recursos hídricos que necesitan los jabalíes para vivir en la naturaleza.

 

“PACMA mantiene su coherencia con el sacrificio cero. El Partido Animalista entiende que la matanza de animales para el control de su población carece de ética”

 

Entre todos los sistemas existentes se ha demostrado que ni la caza, ni la captura y muerte de estos animales soluciona su presencia en núcleos urbanos, y a esa inutilidad hay que añadir que son métodos crueles.

Entre los métodos éticos que recomienda PACMA, como alternativa a la caza, está la aplicación del método CES (captura, esterilización y suelta). Una manera de aplicar este método en jabalíes consiste en administrar anticonceptivos, tanto a las hembras como a los machos capturados, lo que reduce el número de nacimientos y con ello los problemas de territorialidad y dispersión de la especie en épocas de cría.

Otro método muy sencillo, y barato, para controlar a los jabalíes fuera de los municipios consiste en colocar algunos cebaderos-abrevaderos en parajes apartados de las zonas habitadas, para que acudan allí cuando no encuentran agua para sobrevivir en sus hábitats naturales.

También es un método barato, y que ya se ha probado con éxito en algunos lugares, el uso de repelentes, que evitan el paso de jabalíes a zonas no deseadas.

Existe un último método ético de control de la especie, que ha comenzado a probarse este mismo año 2017 en municipios de Cataluña, en el que a los jabalíes se les inyecta una vacuna que fomenta tanto el descenso de la función reproductora como de las necesidades nutritivas tras suspender el ciclo de cría.

Con estas peticiones de suspender las batidas de caza y de implementar métodos éticos de control de los jabalíes, PACMA mantiene su coherencia con el sacrificio cero. El Partido Animalista entiende que la matanza de animales para el control de su población carece de ética, resulta perjudicial para los propios animales y va en contra de los convenios internacionales y de la normativa de la Unión Europea, tanto en materia de protección del medio ambiente como de la defensa de los derechos de los animales.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies.

×