PACMA pide el fin de la matanza del cerdo como espectáculo

Los próximos días 2 y 3 de febrero se realizará la matanza del cerdo en el municipio de Muduex, en la provincia de Guadalajara. Las matanzas domiciliarias y populares suelen incurrir en ilegalidades.

PACMA pide el fin de la matanza del cerdo como espectáculo

PACMA mantiene una postura ética hacia los animales, por lo que es partidario de impedir la celebración de este tipo de actos.

Por ello, el Partido Animalista ha advertido por escrito al Ayuntamiento, a los Servicios Periféricos de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales en Guadalajara y a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla la Mancha en Guadalajara.

Tenemos constancia de que tanto en este municipio como en otros se ignora la legislación en matanzas públicas y domiciliarias.

Ya es suficientemente grotesco convertir en un acto festivo la matanza de un animal, como para añadir, además, el sufrimiento derivado de no utilizar métodos de aturdimiento previo, práctica ésta que es habitual en Castilla la Mancha.

Queremos denunciar no solo el quebrantamiento de la legalidad vigente en materia de protección animal. Vamos más allá y consideramos que el modo de vida y muerte al que sometemos a estos animales, les priva de sus necesidades más básicas como individuos capaces de sufrir y sentir. No solo necesidades físicas tales como hozar en la tierra o moverse (en el caso de las hembras gestantes y lactantes, condenadas a la inmovilidad), sino también psíquicas: los cerdos son seres especialmente inteligentes, animales sociales, capaces de construir lazos afectivos, dotados de memoria e inteligencia.

Parecen incluso tener conciencia del yo, pues son capaces de observarse en un espejo. Por ello, instamos al mantenimiento de un estilo de vida ético y respetuoso con los animales, así como a la promoción de una alimentación vegetariana.

Mientras se sigan realizando matanzas públicas, recordamos la obligatoriedad del uso del aturdimiento previo del animal manteniendo la pérdida de consciencia y sensibilidad hasta la muerte para evitar sufrimiento, tal y como recoge la Ley 32/2007, para el cuidado de los animales, en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio.  En su artículo 14.1 e) califica como infracción muy grave “el incumplimiento de la obligación de aturdimiento previo”.

A su vez, el Real Decreto 54/1995 de 20 de enero, sobre protección de los animales en el momento de su sacrificio o matanza,  indica en su artículo 3: “No se causará a los animales agitación, dolor o sufrimiento evitables durante las operaciones de traslado, conducción, estabulación, sujeción, aturdimiento, sacrificio y matanza”.

Igualmente, esta obligatoriedad se recoge en el Reglamento (CE) N1099/2009 relativo a la protección de los animales en el momento de la matanza.

PACMA recuerda, además, que el ayuntamiento es responsable y tiene potestad para que todas las actividades en su municipio se ciñan al marco legal. Exigimos que el Consistorio vele por el cumplimiento de la legislación.

Comenta:

Cargando comentarios...
?>