PACMA, tras la publicación del texto final de la Ley de Protección Animal: «Debe ser retirada por excluir a más animales de los que incluye»

Tras conocer el texto final de la futura ley de protección animal, pedimos su retirada por sus múltiples carencias y por dejar desprotegidos a la gran mayoría de animales.

Ya se ha conocido el texto final de la futura Ley de Protección Animal, que se someterá a aprobación en las próximas semanas, y desde PACMA lo consideramos una verdadera ruina para los animales debido a las múltiples exclusiones que contiene. Por ello, solicitamos a Unidas Podemos que lo retire.

Llevamos desde el mes de septiembre organizando concentraciones a nivel nacional para pedir la inclusión de los perros de caza, y en diciembre instamos a Sergio García Torres, responsable de la Dirección General de Derechos Animales, a dimitir por incumplimiento de su palabra, ya que llegó a afirmar públicamente que, de su departamento, «no saldría una ley que excluyese a los perros de caza», y que en ese caso abandonaría su puesto. 

Desde el Partido Animalista Con el Medio Ambiente recriminamos a Unidas Podemos que, aunque votasen en contra de la enmienda socialista que promovía su exclusión, se mostrasen a favor de la tramitación del texto a pesar de que dejase fuera de manera definitiva a los animales usados por el colectivo cinegético.

En múltiples ocasiones, hemos tratado de informar mediante diferentes canales de la cantidad de grupos de animales que no serán amparados por el texto legal que prevé aprobarse, y desde el Gobierno se ha hecho un esfuerzo por ocultar las carencias del mismo

«Como hemos venido advirtiendo, esta Ley no es ningún avance y no debe interpretarse como tal: está llena de exclusiones y letra pequeña, y nos deja en peor posición de la que ya estábamos. Es preferible su retirada, ya que hay leyes autonómicas más avanzadas en las que no se hacen distinciones entre perros por el tipo de explotación a la que se les someta», apunta nuestro presidente, Javier Luna.

Esta Ley, tal y como está planteada, no solo dejaría fuera a los perros de caza; también lo haría con los perros pastores y de guarda de ganado; de actividades profesionales (fuerzas armadas); animales utilizados en espectáculos taurinosanimales de producción; animales utilizados en experimentación; silvestres y actividades deportivas, y cetáceos de los zoológicos. Los hurones, como apoyo a la actividad cinegética, también quedarían excluidos.

Comenta:

Cargando comentarios...