Por una Europa sin experimentación animal. #EndAnimalTesting

12 países europeos nos unimos en el lanzamiento de un nuevo vídeo de apoyo a la campaña para acabar con la experimentación animal en la UE.

El conocido rapero ZPU, la diseñadora y activista «La Vaca Style» y el influencer y creativo publicitario «Epic Vegan» se han unido a PACMA para dar voz y vida a tres animales víctimas de la experimentación en un corto de la organización checa Svoboda zvířat que se estrena hoy en 12 países de Europa. Está destinado a concienciar sobre la dureza de la vida y existencia de estos animales en los laboratorios, la falta de búsqueda de alternativas a su uso y la complementación de una recogida de firmas de la Iniciativa Ciudadana Europea «Save Cruelty Free Cosmetics» que ya supera el millón de apoyos.

Un perro beagle, un conejo y un cerdo son los protagonistas del corto que narra los pensamientos de animales aterrorizados cuya vida está destinada a la experimentación de productos cosméticos: «Algunas personas piensan que los perros no recordamos», comienza el vídeo. «Yo fui el número 432788… estoy acostumbrada al dolor, pero lo que más me duele es el llanto de los míos«.

La historia comienza con secuencias reales de la vida de los perros beagle en laboratorios, entre ellas, las que vieron la luz en abril de 2021 al ser captadas por una persona infiltrada en el laboratorio Vivotecnia de Madrid, aún en proceso judicial por un presunto delito de maltrato animal. Dichas imágenes reavivaron entonces el debate sobre la experimentación con animales y la necesidad de aplicar métodos alternativos.

Detrás de la idea de acercarse a la realidad cotidiana de los animales de experimentación a través de sus ojos está la especialista en comunicación Jolana Haismanová: «Supongo que todos recordamos a un amigo animal, al menos de nuestra infancia, que nos era muy querido, que era o sigue siendo un verdadero personaje. ¿Qué nos dirían de las horribles pruebas, si tuvieran que pasar por ellas? Los laboratorios están llenos de individuos que no pueden decírselo a nadie», explica.

El corto también muestra duras imágenes de procedimientos experimentales con cerdos y conejos que reciben malos tratos y habla sobre aquellos animales que, afirman, «no tuvieron tanta suerte» como los protagonistas del vídeo: animales rescatados.

Si los europeos consiguen obtener un millón de firmas verificadas de ciudadanos de la UE para finales de agosto, la Comisión Europea tendrá que abordar la cuestión de la experimentación con animales.

Los países que participan en la campaña del lanzamiento de este vídeo son los siguientes:

  • República Checa
  • Eslovaquia
  • Polonia
  • Bulgaria
  • Rumanía
  • Italia
  • Alemania
  • España
  • Portugal
  • Austria
  • Países Bajos
  • Bélgica

Los animales de los laboratorios necesitan cada una de las firmas

A falta de días para que finalice la Iniciativa Ciudadana Europea, organizaciones sin ánimo de lucro de toda Europa motivan a la ciudadanía de la UE: “Esta es una oportunidad única para acabar con los ensayos con animales en toda Europa. Los animales necesitan conseguir más firmas para asegurar que, tras deducir las firmas duplicadas y no válidas, quede un millón de ellas”, afirma Ana Béjar, miembro de la junta directiva de PACMA.

Según las estadísticas de la Comisión Europea, se utilizaron más de 10,5 millones de animales para experimentos en 2019. Los experimentos se llevan a cabo con mayor frecuencia en ratones, ratas y aves, pero a menudo también en perros, cerdos, monos o caballos. Un hecho alarmante es que el número de animales de experimentación no está disminuyendo significativamente año tras año, a pesar de que existe una amplia gama de métodos alternativos, como córneas oculares artificiales, órganos en un chip o pieles artificiales. Sin embargo, su uso no está obligado por la ley, por lo que los científicos siguen realizando pruebas crueles con animales por pura inercia.

A pesar de la normativa europea que prohibió las pruebas con cosméticos en 2013, los componentes utilizados exclusivamente en los cosméticos se siguen ensayando, ya que REACH es una normativa contradictoria que obliga a ensayar productos químicos por el bien de los trabajadores que trabajan con ellos.

Comenta:

Cargando comentarios...