Primero el Toro de la Vega, ahora el Toro Enmaromado

PACMA obtiene las imágenes de cómo fueron maltratados los animales utilizados en El Torito del Alba y el Toro Enmaromado. Emprenderemos acciones legales.

El Partido Animalista – PACMA ha documentado en Benavente el festejo del Torito del Alba y del Toro Enmaromado, dos de los miles de festejos taurinos que se celebran en nuestro país, en los que los animales son maltratados y sometidos a cotas de sufrimiento y estrés inimaginables, para finalmente ser trasladados y ejecutados en el matadero.

Torito del Alba

En la mañana de ayer tuvo lugar en Benavente la celebración de este festejo, poco conocido, que consiste en amarrar con una cuerda a una pequeña vaquilla, de apenas dos años de edad, para ser paseada y zarandeada por las calles del pueblo. A esta fiesta la llaman ‘Torito del Alba’. Burlera, la víctima de este año, fue arrastrada con una cuerda, fue zarandeada y golpeada, cayó al suelo en varias ocasiones, golpeándose la boca hasta sangrar, y chilló retorciéndose durante más de 40 minutos. Finalmente, fue conducida al matadero.

Toro Enmaromado

Por la tarde, se celebró en la misma localidad, el tradicional Toro Enmaromado. Pitarroso, el toro de este año, fue conducido sujeto por una cuerda durante casi dos horas por las calles de Benavente, camino al matadero. Este es el relato de un testigo que presenció el festejo:

«El encierro ha durado una hora y cuarenta y cinco minutos. Solo en llegar a la primera argolla Pitarroso ha tardado más de quince minutos y ya parece derrotado. Las calles están abarrotadas, hay gente mirando en los balcones, ventanas, azoteas, locales a pie de calle; le persigue un bloque de corredores por detrás y le rodea otro por delante. Todos hacen ruido. Cuando le tensan la maroma a través de la argolla se le oye jadear. Recula continuamente, como intentando alejarse del principio de la maroma. Cuando sueltan la argolla se arranca de frente y no puede avanzar ni diez metros porque le bloquean de un tirón desde la izquierda. Se vuelve a arrancar de frente y se para él solo a los veinte metros, como si hubiera aprendido que si se defiende le van a tensar la maroma. Le citan de todas las maneras posibles, se le acercan a un metro y Pitarroso recula. Recula hasta que tiene el culo contra la pared. Por cada veinte metros que corre se bloquea diez minutos. En esos bloques de diez minutos los corredores se relajan. Uno mira el teléfono con una mano mientras sujeta la maroma; otros directamente llaman por teléfono. Son diez minutos en los que se disipa la adrenalina y se seca el sudor del último sprint. Cuando por fin arranca, los corredores están despistados, unos corren mirando hacia detrás, otros corren sin mirar. Este ritmo al final deja ocho heridos, tres por asta, y dos de ellos graves, según El Correo de Zamora. La organización tiene que acortar el recorrido para que no se haga de noche y se saltan la segunda y la tercera argolla. Pitarroso se resiste hasta el final. Pero no puede impedir que lo metan dentro. Dentro del matadero, el final del recorrido del Toro Enmaromado».

Acciones legales

PACMA documentó estos calvarios y estudia emprender acciones legales contra la celebración de estos festejos. El Decreto 14/1999, por el que se aprueba el Reglamento de Festejos Taurinos Populares de Castilla y León, recoge en su artículo 19: «En todos los espectáculos taurinos populares queda prohibido herir, pinchar, golpear, sujetar o tratar de cualquier otro modo cruel a las reses».

Igualmente, estamos analizando las imágenes para interponer una denuncia, puesto que se aprecian diversas irregularidades, como la presencia de menores en el recorrido, o personas en estado de embriaguez, algo prohibido en el artículo 10 del citado Reglamento.

PACMA trabaja de forma incansable para acabar con todos los festejos taurinos. La prohibición del Toro de la Vega, tal como lo conocemos, abre el camino hacia la prohibición de todos los festejos que torturen animales, como estos toros enmaromados de Benavente. Todos los festejos taurinos serán puestos en cuestión por una sociedad que ya no se divierte viendo sufrir a los animales.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.