¿Qué plan tiene la Xunta de Galicia para evitar otra catástrofe incendiaria?

Galicia todavía se recupera de la terrible oleada de incendios que sufrió en octubre de 2017, y que arrasó casi 50.000 hectáreas de monte.

Catástrofe incendiaria Galicia

Hemos solicitado por escrito a la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia información acerca de cuáles son las medidas que se han tomado para evitar una nueva oleada de incendios como la que sufrió Galicia en octubre de 2017. Durante el fin de semana del 14 y el 15 de octubre ardieron más de 26.000 hectáreas de monte arbolado y unas 23.000 hectáreas de monte raso, en un total de 264 fuegos. La Xunta de Galicia y los Ayuntamientos afectados se vieron desbordados y fueron incapaces de dar una respuesta eficaz ante esta situación extrema, que acercó el fuego a grandes núcleos de población como la ciudad de Vigo y a cientos de pequeñas poblaciones, lo que obligó a los vecinos y vecinas a hacer frente al fuego con cubos de agua, poniendo en riesgo sus vidas para salvar sus viviendas y evitar la destrucción del monte.

En el Partido Animalista nos volcamos durante estos fatídicos días de octubre, y una vez que se extinguieron los fuegos instamps a la Xunta a que pusiese en marcha un plan de asistencia y auxilio de los cientos de miles de animales que se quedaron heridos en los montes. Previamente, el 29 de septiembre, habíamos presentado a todas las Comunidades Autónomas, a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, un Plan de Evacuación de Animales en Catástrofes y Emergencias, que llevábamos años reclamando, y que finalmente entregamos ya elaborado por expertos en la materia. La puesta en marcha de este plan evitaría la muerte de miles de animales cada año. Sin embargo, nunca recibimos respuesta de la Xunta de Galicia a esta propuesta, ni mostraron interés para su estudio o valoración.

A pesar de esto, nos ponemos a disposición de la Xunta de Galicia para colaborar en todo lo necesario, con el propósito de salvaguardar la integridad de los montes gallegos y de los miles de animales que los habitan. Durante el año 2017 ardieron en Galicia casi 50.000 hectáreas de monte y más de la mitad fue masa arbolada, por lo que la pérdida de biodiversidad es prácticamente incalculable. Esperamos que la administración gallega haya diseñado un protocolo de actuación para el final del verano, con el fin de evitar otra tragedia.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.