Quienes maltratan animales seguirán sin entrar en prisión: así es, en principio, la reforma del Código Penal del Gobierno

La reforma del Código Penal en materia de maltrato animal que plantea el Gobierno es una vergüenza y sigue dejando impunes a los maltratadores. Te explicamos por qué.

En los últimos días hemos tenido acceso a un documento que, supuestamente, será el Anteproyecto de Ley Orgánica que modificará el Código Penal en materia de maltrato animal. La reforma que se propone, según lo que se ha filtrado, es una vergüenza y un engaño al conjunto de la ciudadanía, pues, con ella, quienes maltratan animales seguirían sin pisar la cárcel, pese a que se haya publicitado desde el Gobierno como todo lo contrario.

No podemos permitir que el maltrato animal en España siga quedando impune como hasta ahora. Es una vergüenza que un Gobierno con una Dirección General de Derechos de los Animales plantee una reforma así, que supondría un retroceso y dificultaría aún más la entrada en prisión de los maltratadores de animales.

Además, la Dirección General de Derechos de los Animales está siguiendo unas dinámicas «poco convencionales» en la publicación de sus proyectos. El texto no está publicado ni en la web del Ministerio de Derechos Sociales, ni en la del Ministerio de Justicia, por lo que desconocemos su fuente aunque, al igual que sucedió con el borrador de la Ley de Protección Animal, debe tratarse de la Dirección General de Derechos de los Animales, como señala Eva Ramos, nuestra asesora jurídica.

Los animales continúan desprotegidos frente al maltrato

Dicha reforma solo supondría un aumento de las penas por maltrato animal de seis meses; actualmente, los casos de maltrato con resultado de muerte del animal tienen una pena fijada de máximo 18 meses y, con esta reforma, se establecerían en un máximo de 24 meses. Consideramos que no se puede desperdiciar ni una oportunidad para proteger a los animales en España.

Desde PACMA nos sentimos engañados, pues en la reunión que mantuvimos hace menos de un mes con Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales, nos informó de que las penas se elevarían hasta los 6 años. Y, según el texto filtrado, no es así.

Dado que el Código Penal permite a los jueces dejar en suspenso las penas no superiores a dos años, los maltratadores seguirían sin pisar la cárcel. El Gobierno deja completamente desamparados a los animales y, lo que es peor, agrava aún más su desprotección.

Y es que en esta reforma que se plantea en el texto al que hemos tenido acceso, el juez o tribunal podría elegir entre imponer una pena de prisión o una de multa sin necesidad de hacerlo mediante resolución motivada y valorando aspectos como las circunstancias del delito cometido, las circunstancias personales del penado, sus antecedentes o que sea o no reincidente, como sí ocurre en la actualidad.

Es decir, independientemente de las circunstancias y sin tener que justificarlo de ninguna manera, el juez podría elegir imponer una simple multa en lugar de una pena de prisión, algo que supone un atraso respecto al actual Código Penal.

Para colmo, la pena de multa para el abandono de animales en condiciones de peligro para su vida o integridad se mantendría en un máximo de 6 meses, una pena ridícula, especialmente en un país como España, en el que tenemos altas tasas de abandono.

El endurecimiento de las penas por maltrato animal es urgente

Por si esto fuera poco, y haciendo caso omiso a otra de las propuestas que presentamos desde PACMA, en el texto filtrado para que un hecho se considere delito de maltrato animal es necesario que el animal sufra lesiones o la muerte.

No son pocos los casos de animales maltratados que no han muerto ni sufrido lesiones, como perros tirados en pozos que, inesperadamente, no presentaban lesiones y habían sobrevivido a las caídas y a los días que habían permanecido en esas condiciones, mientras sus agresores no han podido ser condenados. Por ello, desde PACMA propusimos que se incluyera un tipo básico, que no requiera de un resultado de lesiones, mientras que causar lesiones que menoscaben la salud de los animales se convirtiera en un tipo agravado. Así, el maltrato, en los casos en los que no provoque lesiones o no cause la muerte del animal, no quedaría impune como hasta ahora.

Sin embargo, parece que el Gobierno ha optado por ignorar este hecho y por mantener el requisito de las lesiones o la muerte del animal para los delitos de maltrato animal.

Además, la fórmula que se emplea en la reforma de «animales vertebrados» dejaría fuera (y, por tanto, desprotegidos) a animales tan sensibles e inteligentes como los pulpos, como ya advertimos al director general de Derechos de los Animales.

La reforma que plantearía el Gobierno, según este texto, es una auténtica vergüenza y continúa dejando impune el maltrato animal en España. Desde PACMA seguiremos luchando, como hasta ahora, para que se endurezcan de verdad las penas por maltrato animal y haremos todo lo que esté en nuestra mano para que este despropósito de reforma no quede así.

Comenta:

Cargando comentarios...