¡Quieren matar al último lobo de Araba!

PACMA pide a la Diputación Foral de Araba la suspensión cautelar de la caza del lobo.

Quieren matar al último lobo de Araba y PACMA se moviliza para evitarlo

Han declarado la guerra al lobo en España y en PACMA redoblamos los esfuerzos para intentar paralizar las órdenes de caza que las comunidades autónomas están autorizando para servir a los intereses de los ganaderos y cazadores. El último caso es el de Araba, en Euskadi, donde la Diputación Foral ha autorizado la caza del último lobo que queda en la provincia por las presiones de los ganaderos, que acusan al último ejemplar de lobo de matar a cientos de ovejas.

PACMA pidió hace más de dos años al Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del País Vasco los informes medioambientales relacionados con la estrategia para la conservación, protección y gestión del lobo y los expedientes específicos de daños por lobo que existen en esta comunidad. Nunca obtuvimos respuesta ni documentación oficial que justifique esta matanza. Ahora que la Diputación de Álava ha dado permiso para cazar al último lobo de la zona, exigimos su paralización preventiva hasta que se nos transmitan los informes oficiales que justifiquen dicha matanza.

Según datos de la propia Administración en el último informe disponible sobre daños en la ganadería por ataque de lobos (2000-2015), en 2002, cuando la población alcanzaba las tres manadas, se registraron 105 bajas en la zona de Gibijo. Actualmente solo queda un ejemplar de lobo registrado en Álava, aunque anteriormente la cifra ascendía a una pareja. Siendo un solo lobo, la Diputación le atribuye la muerte de 131 ovejas, además de decenas de heridas y desaparecidas. ¿Quién se cree estas cifras? ¡Es una excusa miserable para ceder ante la presión de los ganaderos y exterminar al lobo de Álava!

Inicialmente, la Diputación no parecía dispuesta a autorizar la caza del animal, instando a los ganaderos a optar por medidas preventivas, como vigilancia de los rebaños, ahuyentadores, cercados, etc. Lamentablemente, al final la Diputación de Álava ha cedido ante la presión del sector ganadero de la zona de Gibijo que pide el exterminio del lobo y ha concedido un permiso de 14 días para darle caza. 

Para mayor agravio, además de la falta de informes oficiales de pérdidas peritadas supuestamente ocasionadas por el cánido y de su población, el lobo es una especie protegida en Europa y el Gobierno Vasco ha iniciado el procedimiento de inclusión de la especie en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas. ¿Cómo pueden permitir la caza del último ejemplar mientras lo quieren declarar especie de interés? 

Desde PACMA denunciamos de nuevo el posicionamiento de quienes deben velar por los intereses de toda la sociedad, pero que sin embargo ceden ante cazadores y ganaderos que no se preocupan por vigilar y establecer medidas de seguridad para proteger a sus animales, sino que pretenden atentar contra la biodiversidad y la naturaleza.

Comenta:

Cargando comentarios...
?>