Responsabilidades por la muerte de una mula en Málaga

Piden que se establezcan protocolos de actuación entre las administraciones competentes. Ni el SEPRONA ni la Guardia Civil actuaron tras el aviso.

PACMA exige responsabilidades por la muerte de una mula en los montes de Málaga, a la que nadie auxilió durante días, hasta que murió sola en un camino el fin de semana del 19 de noviembre.

El Partido Animalista ha registrado un escrito en el que exige a la Subdelegación de Gobierno, a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Málaga que se depuren responsabilidades y solicita que los organismos competentes establezcan un protocolo de actuación para este tipo de casos, de manera que ningún animal vuelva a sufrir por culpa de la inmovilidad, ni ningún ciudadano se encuentre en una situación similar de desamparo. El animal agonizó durante tres días, pese a que un grupo de ciudadanos y el Refugio del Burrito solicitaron intervención de los cuerpos de seguridad, que no se personaron hasta el tercer día, cuando ya era tarde para salvar la vida del animal.

2Múltiples llamadas de auxilio
El pasado 19 de noviembre, un grupo de ciudadanos, que practicaban ciclismo, se toparon con una mula abandonada, que se encontraba en muy malas condiciones, no podía tenerse en pie y presentaba heridas y sangrado en su parte trasera. Ante tal situación, intentaron ponerse en contacto con el SEPRONA, sin embargo, el Servicio de Protección de la Naturaleza no atendía ese día el teléfono. Decidieron entonces contactar con la Guardia Civil. Un agente les indicó que la Guardia Civil no podía intervenir, que debía ser el SEPRONA, pero que, según le informaron, este cuerpo no estaría operativo hasta el día siguiente (domingo) a las 22:00 horas.

El domingo, tras consultar con otras personas, se pusieron en contacto con la Asociación El Refugio del Burrito que, a su vez, también intentó solicitar ayuda al SEPRONA. Desde la asociación sí consiguieron contactar. Sin embargo, desde el Servicio de Protección de la Naturaleza les informaron que no podían prestarles auxilio pues carecían de un vehículo 4×4 para poder acceder al lugar donde se encontraba la mula, y quedaron en acudir al día siguiente, lunes.

Volvieron a contactar con la Asociación El Refugio del Burrito que solicitó ayuda al Grupona. El Grupo de Protección de la Naturaleza de la Policía Local sí atendió el requerimiento y se desplazó junto al veterinario de la Asociación hasta el lugar. El veterinario decidió que, dado el estado y condiciones en las que se encontraba la mula, lo mejor era eutanasiarla.

10

Desde PACMA no podemos entender que cuando un ciudadano solicite auxilio de algún Cuerpo o Fuerza de Seguridad, estos no atiendan el requerimiento, siendo un principio básico de actuación en sus relaciones con la comunidad, según establecen las leyes.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies.

×