fbpx

Se podría haber evitado: Muere un burro en Mijas pese a que los vecinos alertaron de su mal estado

La red de abogadas de PACMA ya está trabajando en la denuncia. Pasaron horas hasta que el animal murió agónicamente, sin recibir asistencia veterinaria.

Un nuevo caso muestra la nula consideración que reciben los burros explotados en el servicio de burro-taxis de Mijas por parte de la Administración y de las empresas que gestionan el servicio, mientras que PACMA sigue siendo el único partido político que propone el fin de las crueles condiciones en que son tratados los animales que son explotados como reclamos turísticos.

En el día de ayer un burro falleció dentro de su minúscula cuadra sin que nadie le asistiera, pese a que vecinos de la localidad habían dado aviso al Seprona y al Ayuntamiento. La Ley de Protección de Animales de Andalucía obliga a suministrarle la asistencia veterinaria que necesite. Según el veterinario del Partido Animalista en Málaga, Agustín González, el animal presumiblemente podría haberse salvado con tratamiento veterinario de urgencia. Según se desprende de las imágenes el animal habría sufrido un cólico.

La red de abogadas de PACMA ya está trabajando en la denuncia. Los hechos se iniciaron cuando un grupo de personas que paseaban con sus perros escucharon rebuznar de dolor al burro, al acercarse a la minúscula cuadra lo vieron tumbado en el suelo y con claras muestras de dolor. Pusieron en conocimiento del SEPRONA la situación del animal, pero ni el Ayuntamiento ni la Guardia Civil ni la empresa que explotaba al animal acudieron a prestarle atención veterinaria. Pasaron horas hasta que el burro falleció agónicamente, tirado sobre el mugriento suelo y sin recibir la más mínima ayuda. “Es muy triste. Nos cuentan que avisaron a la Guardia Civil, pero nadie fue a socorrerlo. Otro animal víctima de la explotación turística. En el Partido Animalista ya denunciamos hace 3 años las condiciones en las que tienen a estos animales. Yo misma redacté la denuncia por incumplimiento de normas de ámbito municipal, autonómico, nacional y hasta europeo”, explica Eva Ramos, jurista del partido y candidata de PACMA al Parlamento Andaluz.

Además del incumplimiento de la escasa ley autonómica, el Real Decreto 348/2000 por el que se incorpora la directiva 98/58/CE relativa a la explotación de animales en las explotaciones ganaderas dicta que “los propietarios deben adoptar las medidas adecuadas para asegurar el bienestar de los animales con vistas a garantizar que estos no padezcan dolores, sufrimientos ni daños”.

PACMA es el único partido político que propone acabar con el servicio de los burro-taxis de Mijas y con el resto de usos de animales como reclamos turísticos, incluyendo los coches de caballos. “Mijas es una localidad preciosa, tiene sol, playa y buena gente. Su gobierno local cree erróneamente que el servicio de burro-taxi es una atracción turística; sin embargo, la mayoría de los vídeos y fotos-denuncia que recibimos son de turistas, muchos de ellos extranjeros, horrorizados por este tipo de explotación animal y las condiciones en las que se mantiene a los burritos”, explica Ramos.

Entre las propuestas para la mejora del bienestar de los animales en Andalucía, en el compromiso electoral de PACMA para las próximas elecciones queda reflejada la prohibición de la explotación de animales como transporte turístico así como su utilización como tracción de vehículos. Es hora de alcanzar el cambio político que necesitan los animales en Andalucía y el resto de España.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.