Sentencia caso Prestige, un desastre para los animales

Once años después del hundimiento del Prestige, se dicta sentencia sin culpables. Hoy queremos recordar a los animales que murieron a causa del vertido, las auténticas víctimas de este grave accidente.

Sentencia caso Prestige, un desastre para los animales

Han pasado exactamente once años desde que el Prestige se hundiera frente a las costas gallegas. Hoy conocemos la Sentencia. Nadie pagará por las muertes de miles de animales ni por el grave desastre medioambiental que supuso el vertido de fuel.

Durante el proceso judicial que incomprensiblemente hoy ha terminado con la absolución de los acusados, Fiscalía presentó un informe detallando el impacto del fuel en los animales de las zonas afectadas.

Pese a que nadie ha sido condenado por delito medioambiental, tampoco pudiera haberlo sido por delito contra los animales porque la legislación española no contempla condenas por la muerte de animales silvestres.

El documento apunta que entre noviembre de 2002 y agosto de 2003 un total de 23.181 animales de más de 90 especies de aves fueron recogidas en las costas de la península ibérica y del suroeste de Francia afectadas por la marea negra.

Cien tortugas comunes quedaron varadas y afectadas por el fuel. La gran mayoría de ellas murieron por el efecto directo del chapapote o no superaron el periodo de recuperación; de tres focas grises que también quedaron envueltas en fuel, sólo una pudo sobrevivir; y al menos seis nutrias perecieron.

La marea negra provocó la muerte directa de seis delfines y una ballena, afectando a un número indeterminado de cetáceos de once especies distintas.

Aves de diferentes especies como arao, alca, frailecillo atlántico, alcatraz atlántico, gaviota y cormorán sufrieron los efectos del denominado ‘chapapote’, calculándose entre 150.000 y 600.000 las aves afectadas.
 
La marea negra produjo gravísimos efectos medioambientales, resultando afectados 22 espacios protegidos de la Red Natura 2000 del litoral gallego y otros 126 espacios de la Red Natura entre el Miño y la entrada al Canal de la Mancha.

El Partido Animalista – PACMA considera que esta sentencia no ha hecho verdaderamente justicia ni ha reparado todo el daño que la ineptitud de unos y la imprudencia de otros causaron. Desde PACMA seguiremos trabajando para conseguir una legislación que incluya y proteja a los animales de los daños causados por los seres humanos.

Comenta:

Cargando comentarios...