El
Espinar
Tortura animal

Las becerradas de El Espinar son un esperpéntico festejo en el que los propios mozos del pueblo, "los quintos" y "las pandas", acuchillan hasta la muerte a pequeños becerros de apenas unos meses de vida, que no abultan más que un mastín y a los que ni siquiera les han crecido los cuernos. Entre música y alcohol, los vecinos de El Espinar celebran su mayoría de edad con un macabro ritual de sangre, tortura y muerte.

No vamos a parar hasta acabar con las becerradas. El sufrimiento de un animal, su miedo, su sangre y arrebatarle la vida no son cuestiones festivas.

¡PACMA, a por las becerradas de El Espinar!

¡Firma!

Ayuntamiento de El Espinar:
no más becerradas

En el Ayuntamiento de El Espinar (Segovia) se celebran unas salvajes becerradas, en las que "los quintos" y "las pandas" del pueblo hostigan, acosan y acuchillan a pequeños becerros, del tamaño de un perro mastín. Petición completa

Las becerradas de El Espinar (Segovia) son organizadas por el Ayuntamiento y autorizadas por la Junta de Castilla y León.

En 2018 PACMA las documentó y denunció diversas irregularidades, que fueron sancionadas.

Pequeños becerros de solo unos meses de vida fueron torturados hasta la muerte por los vecinos de El Espinar (Segovia). «Los quintos» y «las pandas» acuchillaron hasta la muerte a pequeños becerros, que no abultaban más que un mastín, y a los que ni siquiera les habían crecido los cuernos. Entre música y alcohol, los vecinos celebraron su mayoría de edad con un macabro ritual de sangre, tortura y muerte.

El próximo 25 de julio está previsto que vuelvan a celebrarse estas terribles becerradas, y queremos intentar impedirlo.

En esta cuenta atrás hemos solicitado una reunión a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia y al Ayuntamiento de la localidad, con quienes esperamos reunirnos en los próximos días para intentar paralizar las becerradas de El Espinar.

Queremos entregar al alcalde del municipio, don Javier Figueredo Soto, miles de firmas que representen el rechazo mayoritario de la sociedad hacia estos salvajes espectáculos taurinos.

¡Firma ahora!

Llevamos 59.911 firmas recogidas

Conforme al RGPD y la LOPDGDD, el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) tratará los datos facilitados con la finalidad de gestionar su apoyo a la campaña y mantenerle informado sobre la misma. En el caso de que nos los autorize, le enviaremos información relacionada con las actividades del Partido. Podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad.

Protesta

Ayúdanos a presionar al Ayuntamiento de El Espinar para que no lleve a cabo más becerradas. Ponte en contacto con él a través de su web, correo electrónico, Facebook y Twitter y hazle saber que este tipo de espectáculos no tienen cabida en una sociedad moderna y civilizada. Proponle invertir los recursos económicos en otras propuestas éticas y sostenibles.

Documenta

Por desgracia, no solo El Espinar realiza becerradas, sino que muchos otros municipios celebran este cruel festejo. Queremos llenar este verano las redes sociales con imágenes sobre la verdad de las becerradas. Ayúdanos a componer el mapa de la vergüenza, con las fotografías o vídeos de cómo se divierten en los pueblos de nuestro país torturando becerros.

Otros municipios que también celebran becerradas

Envíanos la información gráfica que tengas (o puedas conseguir) al correo

stopbecerradas@pacma.es

El tamaño máximo del correo que puedes enviar es de 10 megas. Si tus archivos ocupan más puedes enviar varios correos o usar un servicio de envío de archivos como wetransfer

Partido Animalista PACMA

PACMA es un partido político, que trabaja en la visibilización y concienciación sobre el maltrato y explotación de los animales para transformarlo en propuestas políticas.

Hemos conseguido acabar con el Toro de la Vega legalmente, después de años de presión y lucha.

Recientemente hemos conseguido por la vía judicial la nulidad del plan de gestión que pretendía ordenar la matanza de 2.700 cabras en la Sierra de Guadarrama de Madrid.

Trabajamos para prohibir la caza, y en 2019 conseguimos que el TSJ de Castilla y León ordenase la suspensión cautelar de toda la actividad cinegética gracias a nuestra denuncia.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.