Un caballo se desploma en el tiro y arrastre en Riba-roja de Túria (Valencia)

Uno de los caballos obligados a participar en una prueba se desplomó de agotamiento. El maltrato animal en el tiro y arrastre es la norma, no la excepción.

Un caballo cae desplomado en el tiro y arrastre en Riba-roja de Túria

PACMA ha vuelto a documentar, una vez más, el maltrato a los caballos utilizados en el tiro y arrastre. Activistas de PACMA grabaron ayer domingo 11 de agosto en la población valenciana de Riba-roja de Túria cómo un caballo se desplomó de agotamiento tras ser obligado a arrastrar un carro cargado de sacos por una pista de arena.

Este vídeo es otra muestra más de que el maltrato animal en el tiro y arrastre es la norma, no la excepción. Hemos estado casi un año sin acudir a documentar ningún campeonato de tiro y arrastre, y en el primero al que hemos ido tras todo este tiempo hemos sido testigos de unas imágenes que encogen el corazón a cualquiera que tenga un mínimo de empatía y respeto por los animales.

Hace pocos días Italia se indignaba con el tiro y arrastre tras hacerse viral en este país un vídeo sobre la violencia de esta práctica, con varios millones de visualizaciones y cientos de comentarios críticos en redes sociales, lo que obligó incluso a pronunciarse a Joan Ribó, alcalde de València, y a Pere Fuset, concejal de Cultura Festiva de la ciudad, ambos de Compromís, acusados de ser responsables directos de la celebración de un campeonato anual de tiro y arrastre en la capital del Turia.

Hoy continúa la polémica alrededor de esta actividad considerada deporte por las administraciones valencianas y subvencionada con dinero público.

Hace ahora dos años unas durísimas imágenes grabadas en varios campeonatos de tiro y arrastre en diferentes poblaciones valencianas, que recogían puñetazos en la cabeza a los caballos, golpes en los testículos, patadas, insultos…

Desde entonces, el mundo del tiro y arrastre ha intentado defenderse ante las críticas de la opinión pública argumentando que ya no se permite el maltrato al animal ni el uso de la vara para ‘motivar’ a los caballos.

Sin embargo, todo esto no son más que meras excusas, pues el tiro y arrastre es maltrato animal en sí mismo. Aunque no se golpeara al animal durante la prueba, obligar a un caballo a arrastrar un carro que puede llegar a triplicar su peso por una pista de arena bajo una temperatura de 40 grados es violencia contra los animales.

PACMA seguirá denunciando esta práctica y reivindicando ante la Generalitat Valenciana el fin de la utilización de los caballos para la diversión de unos pocos.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.