Una oportunidad perdida para los animales

La propuesta de Ciudadanos es una oportunidad perdida para reconocer jurídicamente a los animales en el Código Civil.

Los animales no son cosas

Ciudadanos ha presentado hoy una Proposición No de Ley (PNL) en el Congreso, instando al Gobierno a reformar el Código Civil para que “ubique a los animales de compañía fuera de la masa patrimonial a todos los efectos legales”, lo que supone a efectos prácticos que seguirían siendo considerados como objetos, bienes o propiedades. 

Desde PACMA creemos que la propuesta, que en principio podría resultar sugerente, es indefinida e insuficiente, ya que no reconoce la figura de los animales como seres sintientes, tal y como recoge el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, artículo 13, ni les confiere estatus jurídico adecuado a esta condición.

Para la necesaria modificación del Código Civil estatal sería fundamental reconocer a los animales el máximo nivel de protección y los adecuados estándares de bienestar de acuerdo con su condición, reconociéndoles la sensibilidad física, motriz y psíquica que tienen y que obliga a tratarles de acuerdo con sus características naturales; consecuencia directa de ello debería ser el reconocimiento de la obligación de que nadie les produjera sufrimiento, maltrato, ansiedad, miedo o cualquier otro tipo de tratamiento inadecuado a su condición. Finalmente, debería despatrimonializarse a los animales de compañía, de forma y manera que quedasen excluidos de cualquier medida administrativa o judicial de retención, embargo o similar que les asimilare a cosas.

La reciente y amplia reforma del Código Civil portugués, llevada a cabo el 22 de diciembre de 2016 a instancias del Partido Animalista portugués PAN (“Pessoas, Animais, Natureza”), es un buen ejemplo de una correcta consideración de los animales, en la que se ha conseguido que se apruebe una nueva figura jurídica, reconociendo a todos los animales como seres sensibles y objeto de relaciones jurídicas, incluyendo un nuevo artículo que los describe así:

Artículo 201.B. “Los animales son seres vivos dotados de sensibilidad y objeto de protección jurídica en virtud de su naturaleza. La protección jurídica de los animales opera a través de las disposiciones de este Código y la legislación especial.”

El Código Civil portugués recoge también la necesidad de proteger sus necesidades básicas de bienestar y las obligaciones de las personas para con ellos, tanto en el ámbito de la familia, (cónyuges e hijos) como las penas que corresponden en todo lo concerniente a daños a animales incluidos daños morales, lo que ha llevado a una amplia modificación del articulado del Código.

En el año 2015, Francia se sumó a la lista de países que han modificado el estatuto jurídico de los animales. El cambio se propició gracias a la presión social ejercida con el manifiesto firmado por más de una veintena de intelectuales, que solicitaban el reconocimiento de los animales en el Code Civil, en el que actualmente se les ha incluido así: “los animales son seres vivos dotados de sensibilidad, sometidos a las leyes que les protejan”. Esta modificación resulta de una gran trascendencia. A diferencia de los anteriores Códigos Civiles de Austria o Alemania, por primera vez se reconoce a los animales la capacidad para sentir a nivel legal, distinguiéndoles de manera efectiva de las cosas. Este sí es un avance que ha tenido en consideración la capacidad de sentir de los animales, característica relevante a la hora de otorgarles un estatus jurídico exclusivo y al margen de las cosas. Es lo que Teresa Jiménez- Candela, Catedrática de Derecho Romano y Directora del Máster en Derecho Animal y Sociedad de la Universidad Autónoma de Barcelona considera una ‘Nueva Revolución Francesa’.

Por lo tanto, consideramos que la propuesta presentada hoy por Ciudadanos, que sólo afectará a los animales denominados ‘de compañía’ es una oportunidad perdida para avanzar en la consideración de todos los animales como seres sintientes, como ya reconoce el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y en otros textos legales por toda Europa. El Partido Animalista – PACMA continuará luchando por el reconocimiento de los derechos de todos los animales, sin ambages y en toda su plenitud, ante todas las Autoridades del Estado para conseguir de forma inequívoca que sean tratados de acuerdo con su condición y tengan el amparo de las Leyes.

Comenta:

Cargando comentarios...

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies.

×