VERGÜENZA: personas que alquilan a sus perros durante el estado de alarma

Ayer nos informaron de que había anuncios de alquiler de perros en varias plataformas, una forma deleznable de intentar vulnerar las medidas del estado de alarma.

El recién decretado estado de alarma ha desatado todo tipo de intentos por parte de algunas personas para vulnerar las restricciones impuestas para garantizar el control de la epidemia del coronavirus, que está poniendo en riesgo la vida de muchas personas y mantiene al personal sanitario al borde del colapso.

Ayer nos llegó el aviso por varias fuentes de que en plataformas como Wallapop o Milanuncios circulaban anuncios de alquiler de perros para la cuarentena. Sí, alquiler de perros: dado que salir con nuestros perros a la calle para poder cubrir sus necesidades sí está permitido, algunas personas ofrecen el alquiler de sus perros por horas para poder saltarse la obligación de permanecer en casa, salvo causa de fuerza mayor.

Desde PACMA denunciamos estos hechos ayer mismo ante la Policía Nacional y hemos constatado que muchos de los anuncios han sido ya retirados.

Aunque haya a quien esto pueda parecerle una broma, no lo es en absoluto. Es inevitable preguntarse qué clase de persona alquila a su perro, un miembro más de su familia, a cualquiera por unos pocos euros. Pero, además, el mero hecho de anunciar una oferta semejante supone un intento de vulneración del estado de alarma en el que nos encontramos, y como tal, supone un fraude de ley.

Las excepciones al estado de alarma no son un privilegio

La situación en la que nos encontramos no es para tomarla a broma: la vida de los más vulnerables está en juego, nuestra sanidad está haciendo un esfuerzo inmenso por cuidarnos y por cuidar de los nuestros, y toda la sociedad tiene una responsabilidad: que la curva de esta epidemia se frene para que nuestros profesionales sanitarios puedan atender los casos más graves. Ante esto, es intolerable que varias personas estén publicando este tipo de anuncios, incluso aunque se tratase de una simple broma.

Personas que alquilan a sus perros durante el estado de alarma

La ética y la responsabilidad social deben estar más presentes que nunca en estos momentos de incertidumbre; no es momento para poner en riesgo nuestras vidas, ni tampoco los cuidados básicos de los animales.

Entre las excepciones del Gobierno al estado de alarma se encuentran varias relacionadas con la protección y el cuidado de los animales: podemos pasear a nuestros perros, salir a comprar la comida y los accesorios de los animales con los que convivimos a las tiendas especializadas, llevarlos al veterinario si es necesario y alimentar a los animales que se encuentran en protectoras, refugios y colonias felinas.

Sin embargo, personas como las que han publicado los anuncios que denunciamos ponen en riesgo con su actividad los derechos de estos animales a ser alimentados y a hacer sus necesidades fuera de casa. Estas excepciones no son privilegios; son formas de satisfacer las necesidades básicas de nuestros compañeros de vida: los animales, los grandes olvidados en estas situaciones excepcionales.

Desde PACMA apelamos a la responsabilidad y al cumplimiento estricto de las medidas implantadas con el estado de alarma, y os animamos a denunciar si encontráis un anuncio similar o un comportamiento inadecuado.

Continuaremos denunciando este tipo de acciones deleznables en cualquier situación, pero especialmente ahora que nos encontramos en un momento excepcional para toda la sociedad, un momento en el que todas y todos debemos trabajar codo con codo y ser solidarios para salir de esta crisis, un momento de responsabilidad social y generosidad.

Comenta:

Cargando comentarios...
?>