fbpx

Un agente medioambiental confirma la manipulación del censo de lobos

Según ha podido saber PACMA, un agente medioambiental que participó en la elaboración del censo de lobos en la Sierra de la Culebra ha confesado que “se han manipulado los datos para arrojar el número de lobos que quería la Junta de Castilla y León”. En febrero PACMA presentó un estudio independiente, que revela que existen menos ejemplares en la zona de los que el Gobierno regional contabiliza, cinco manadas frente a las diez u once que estima la Dirección Técnica de la Reserva. Además, se están utilizando cebaderos para atraer a los lobos como reclamo de empresas eco turísticas, lo cual podría provocar la dispersión de las manadas.

Un agente medioambiental que participó en la elaboración del censo de lobos en la Sierra de la Culebra, ha desvelado que “se han manipulado los datos para arrojar el número de lobos que quería la Junta de Castilla y León”. Además, asegura que esto se hace evidente en el número de animales que se abaten, y que disminuye porque el número de lobos es menor cada vez.

El pasado mes de febrero PACMA hizo público un estudio sobre el lobo ibérico (Canis lupus signatus), realizado en la Reserva Regional de Caza de la Sierra de la Culebra (Zamora) en el año 2013, que pone de manifiesto la intención de la Administración Regional de Castilla y León de sobrestimar la población de lobos.

El estudio ha sido desarrollado por Marta Cruz Flores, licenciada en biología y especializada en zoología por la Universidad Complutense de Madrid, y por Carlos Soria Perille, Técnico Forestal, ambos integrantes de la entidad ‘Lobisome Naturaleza’. Se ha seguido una metodología basada en muestreos de indicios y estaciones de espera y escucha, recorriendo el territorio, dividido en 77 trayectos, durante 52 jornadas.

Los resultados de este estudio concluyen que la población no supera las cinco manadas, con la reproducción confirmada de solamente tres de ellas. Igualmente, se constata que otra manada fue eliminada hace seis años, debido a la supuesta conflictividad generada con la cabaña ganadera de Villardeciervos.

La Dirección Técnica de la Reserva asegura, sin embargo, que la población existente en este espacio natural es de diez u once manadas, que cuentan con un total de cien individuos. Estiman en toda la Comunidad Autónoma una población de lobos compuesta por 1.600 ejemplares, constituida en 179 manadas.

Este contraste entre las cifras oficiales supuestamente falseadas y las que realmente se contabilizan, según el estudio al que hacemos referencia, puede tener consecuencias terribles.

Para el periodo 2014/2015 se ha autorizado la caza de 140 ejemplares de lobo ibérico en la zona, por lo que se está poniendo en peligro la pervivencia de esta especie, por intereses políticos y económicos, y por la connivencia entre la Junta de Castilla y León y los cazadores y ganaderos, que reclaman la caza de estos animales.

Carlos Soria asegura, también, que se están montando cebaderos ilegales para atraer a los lobos y beneficiar a empresas eco turísticas que venden ‘avistamientos’, así como para facilitar su caza. Esto puede implicar “la habituación por parte de los lobos, así como alteraciones en la estructura de la manada, como reflejan diversos estudios realizados por investigadores especializados en la especie”, asegura Soria.

PACMA propone soluciones no letales para el control de poblaciones, en caso de que éstas sean un problema o generen algún conflicto. El Partido Animalista se opone a todas las formas de caza.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Para continuar tiene que aceptar nuestra política de cookies.